Tres años de cárcel y expulsión de España para los cuatro acusados de robar en viviendas

Tres años de cárcel y expulsión de España para los cuatro acusados de robar en viviendas

Todos ellos, originarios de Georgia, han aceptado el acuerdo entre las partes por lo que no se ha llegado a celebrar el juicio

El Norte
EL NORTEValladolid

La Audiencia de Valladolid ha condenado hoy a cuatro acusados de robo continuado con fuerza en las cosas en casa habitada a la pena de tres años de prisión, en cada caso, y a la expulsión de España durante seis años a dos encausados y durante cinco a los otros dos, todos ellos originarios de Georgia.

La celebración del juicio, que iba a desarrollarse hoy, finalmente ha sido innecesaria ante la conformidad de los acusados con el acuerdo alcanzado entre las partes, que ha hecho público el magistrado presidente del tribunal, en una Sala de vistas con un visible despliegue de Fuerzas de Seguridad.

El magistrado ha explicado, asistido de intérprete para que entendieran el idioma los encausados, que se considera a los cuatro procesados autores de un delito de robo continuado con fuerza en las cosas en casa habitada y además, a dos de ellos, autores de un delito de falsedad documental, con la concurrencia den todos los casos de la circunstancia atenuante de reparación del daño y la analógica de drogadicción.

Para dos de los acusados la condena consiste en tres años de prisión por el delito de robo y seis meses de cárcel por el delito de falsedad documental, además de una multa de 1.080 euros -seis meses de multa a razón de seis euros al día-.

En ambos casos, el fallo de la sentencia anticipado por el juez establece que, cumplidos doce meses desde su ingreso en prisión, se sustituirá el resto de la pena por su expulsión de España durante seis años.

Para los otros dos acusados, la sentencia fija tres años de prisión por el delito de robo y el cumplimiento de nueve meses de cárcel efectiva a contar desde su ingreso penitenciario y el resto de la pena consistirá en su expulsión de España por cinco años.

La Audiencia condena además a los cuatro acusados al pago de las costas causadas -los gastos el proceso- y ordena el decomiso de los efectos ocupados a los acusados, excepto el dinero.

Deberán además pagar de forma conjunta y solidaria una indemnización a una de las personas perjudicadas calculada en 1.880 euros, que se hará efectiva con la cantidad que ellos han consignado en el Juzgado y la que se les intervino en su momento, ha precisado el magistrado.

La acusación de la Fiscalía se centró en que los procesados vivían en Madrid y se desplazaban a Valladolid en vehículos de alquiler en horario nocturno. Mientras algunos miembros del grupo permanecían en el vehículo o en las inmediaciones de los lugares de actuación realizando labores de vigilancia, otros accedían a portales de inmuebles cercanos con el sistema del 'resbalón', para lo que usaban un plástico rígido y transparente.

Revisaban cerraduras de la casas y marcaban las que consideraban susceptibles de poder ser abiertas con el sistema 'bumping', que consiste en introducir en el cilindro de la cerradura una llave manipulada y golpear para que bailen los pistones, se gire la llave y se abra la puerta.

El ministerio público, en su escrito de calificación, estableció que los acusados, que usualmente se fijaban en cerraduras para llaves de tipo 'multipunto', marcaban las casas con unos testigos de plástico, pequeños y rígidos, que colocaban entre el marco de la puerta de entrada de la vivienda y su parte inferior. Al día siguiente o en fechas posteriores, volvían por la noche, parte de los miembros del grupo se quedaba en el coche o cerca con funciones de alerta policial y otros entraban en los portales.

Constataban si los marcadores que habían puesto seguían colocados, lo que indicaba que la puerta no se había abierto y que, por tanto, la casa estaba vacía y era susceptible de robo, ante lo que entraban y se llevaban los objetos de valor que encontraban, sobre todo joyas y dinero en metálico. El pasado 3 de agosto por la noche, agentes de la Policía Local y Nacional detuvieron a los acusados en una céntrica calle de Valladolid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos