La Comisión de Convenios de la Junta devuelve a Auvasa el conflicto de la jornada partida

Reunión del comité de empresa con la dirección de Auvasa, cuyo presidente es el concejal Luis Vélez. /G. VILLAMIL
Reunión del comité de empresa con la dirección de Auvasa, cuyo presidente es el concejal Luis Vélez. / G. VILLAMIL

Los sindicatos pretendían que este órgano de Economía se pronunciase, mientras que Cecale se abstuvo incluso para que mediara un árbitro

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

De vuelta a la mesa de negociación de la empresa Autobuses Urbanos de Valladolid S. A. (Auvasa). Los integrantes de la Comisión de Convenios Colectivos, órgano dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta, no lograron ayer alcanzar un acuerdo respecto a la discusión y elaboración de un informe sobre el conflicto de la jornada partida, que la dirección de Auvasa pretende aplicar a los más de 300 conductores que realizan las rutas por la capital.

Y no fue posible porque no se alcanzaron los 2/3 necesarios que establece el Reglamento de este órgano, para acordar un pronunciamiento respecto a este litigio, que tiene su origen en la aplicación de una sentencia del TSJ que reconoce la media hora de descanso a los conductores cuando la jornada diaria supere las seis horas. La empresa sostiene que no puede contratar a más chóferes por limitaciones del gasto presupuestario impuesto por el ministro Cristóbal Montoro.

Mientras que los dos representantes de CC OO y UGT propusieron entrar en el fondo para determinar dentro de la Comisión si la medida que pretende la empresa es acertada o no, los miembros de la patronal (Cecale) se abstuvieron, lo que impidió alcanzar el ‘quorum’ necesario. Tanto la presidenta de la Comisión, como los dos vocales técnicos de la Junta, se pronunciaron a favor de designar un árbitro, como sucedió en el conflicto del personal de Aena.

Estos tres votos no fueron suficientes para inclinar la balanza hacía esta posición que, según explicó Raúl Santa Eufemia, secretario de Política Sindical de UGT «era la que pretendía la empresa saltándose el espíritu de negociación que debe de regir en los centros de trabajo». Tanto para CC OO como UGT calificaron de «abuso de poder» la intención de la Junta y la empresa.

Ante esta situación de bloqueo, la Comisión de Convenios optó por cerrar el expediente y remitir a la empresa un escrito en el que instan a las partes a seguir negociando la medida de partir la jornada o las alternativas a la misma.

La dirección de Auvasa, cuyo gerente es Andrés Bernabé, remitió hace quince días más de 400 folios de documentación y las actas en los que se exponía el bloqueo en la negociación y la justificación de la particición de la jornada diaria. Por su parte, el comité de empresa realizó también alegaciones en las que rechazaban esta modificación.

Para la mayoría de la plantilla, que ha presentado demandas en el Juzgado de lo Social en las que reclama la compensación de los 30 minutos no disfrutados durante los últimos cinco años, la partición de la jornada supone no solo empeorar las condiciones de trabajo sino elevar la tensión en la empresa de transportes municipal.

Nuevos encuentros

Las partes deberán volver a reunirse en los próximos días para determinar sus posturas. En el caso de que la empresa descartase proseguir con el diálogo, tendría otra opción como es la de aplicar la medida unilateralmente mediante un expediente, que podría ser recurrido en la jurisdicción de lo Social por los cuatro sindicatos con representación (CTA, CCOO, CSIF y UGT).

La abstención de la patronal ha causado malestar en el ámbito de la dirección de Auvasa, que esperaba que su solicitud de un árbitro externo saliera adelante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos