El colegio Niño Jesús echará el cierre después de 50 años

Colegio Niño Jesús, en la calle Duque de Lerma./El Norte
Colegio Niño Jesús, en la calle Duque de Lerma. / El Norte

Sus 154 alumnos se integrarán en el San José el próximo curso

El Norte
EL NORTEValladolid

El colegio Niño Jesús de Valladolid situado en la calle Duque de Lerma, que cuenta actualmente con 154 escolares matriculados en Educación Infantil y Primaria, pondrá el próximo curso escolar fin a 50 años de historia en la ciudad con el cierre del centro, motivado «por la necesidad de reorganización interna de la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús y la realidad demográfica de la ciudad», según recoge un comunicado emitido por la Compañía de Jesús. Las tres hermanas de la Congregación se han visto así sin relevo vocacional en el cargo para continuar, según precisaron fuentes de la Diócesis, quienes consideraron que es «ley de vida en la sociedad actual».

Para garantizar la continuidad del proyecto educativo, la Compañía de Jesús ha acordado con la Congregación asumir la titularidad del centro e integrarlo en el colegio San José a partir del curso 2018-2019. Tanto los 21 trabajadores, entre docentes y no docentes, como el alumnado actual (154 estudiantes) tendrán así la opción de integrarse por completo en el colegio San José, en un «reto educativo» para uno de los centros de referencia de los jesuitas en Valladolid.

Desde la Diócesis de Valladolid destacaron ayer la satisfacción de que un proyecto como el que las Hermanas del Niño Jesús han venido desarrollando en las últimas décadas pueda continuar, de la mano de la Compañía de Jesús. «Sus alumnos continuarán el próximo curso con un plan de estudios normalizado, con unas instalaciones adecuadas al proyecto innovador que necesitan para desarrollar sus capacidades y cubrir sus necesidades educativas», añadió el comunicado de prensa.

El Colegio Niño Jesús es un centro de Educación Infantil y Primaria fundado en 1968 en Valladolid por la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús. En 2018, casualmente el año que cerrará, cumplirá medio siglo en la ciudad. En el año 1989, además, es reconocido como Centro de Integración de Niños con Déficit Sensorial Auditivo, mientras que además acoge a niños con otras dificultades de lenguaje y otros procedentes de minorías étnicas, que reciben un apoyo específico.

Por su parte, el colegio San José se encuentra inmerso actualmente en un proceso de innovación pedagógica, por lo que asumen este paso «como una gran oportunidad para responder a la vocación integradora de la diversidad y para abrir los espacios a nuevas realidades», señala Roberto Otero, representante de la Compañía de Jesús.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos