El rugido de los clásicos del motor vuelve a Valladolid

Un espectacular 'Leyland' de mitad del siglo pasado en la edición del año pasado.
Un espectacular 'Leyland' de mitad del siglo pasado en la edición del año pasado. / Henar Sastre

La quinta edición de Motor Vintage consigue una inscripción récord, con cuatrocientos vehículos inscritos

S. DE GARNICAValladolid

Nada menos que cuatrocientos participantes, entre coches, motos y vehículos industriales, se darán cita mañana en la quinta edición del encuentro de vehículos clásicos y antiguos que organiza El Norte de Castilla con el patrocinio de Ayuntamiento de Valladolid, Mapfre, Fundación Michelin, y Lexus. Y la colaboración de la Junta de Castilla y León, Coca-Cola, Rock On Wheels España y El Corte Inglés.

En imágenes

Participantes y público se encontrarán con muchas novedades en cuanto a vehículos que participan por vez primera este año, tanto entre los clásicos populares como entre las marcas más exclusivas, entre las que cabe citar Hispano Suiza, Rolls Royce, Porsche, Jaguar, o De Tomaso, llegados de diferentes puntos no solo de la región sino también de otras autonomías.

Pero también habrá otras novedades, como una zona destinada a vehículos militares o un espacio donde se podrá ver con todo detalle el proceso de restauración de un vehículo, tanto a nivel de mecánica como de chapa, con una cuidadosa puesta en escena que permitirá al público seguir paso a paso los trabajos acompañados de los comentarios de sus protagonistas: Samuel Febrero y Esteban Chacón, con la ayuda de José Ángel Cantero.

Solidarios

Y también habrá un espacio solidario gracias al acuerdo de colaboración entre la Fundación Michelin y el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León. Se instalará una unidad móvil de donación de sangre junto a la carpa de Bibendum.

Los participantes llegarán a partir de las 9:00 horas para ir situando sus vehículos en las plazas asignadas por la organización, distribuidas en función de la marca. La entrada a la concentración es por la Acera de Recoletos, y se permitirá el acceso desde el Paseo de Zorrilla y Miguel Íscar. Dado el número de inscritos, la operación para situar a cada uno de ellos en el lugar marcado se extenderá hasta las 10:30 horas, de ahí la importancia de respetar al máximo el horario y acceder al marco del evento con la suficiente antelación para evitar retrasos.

Al inicio de la Acera de Recoletos estará situada la carpa de la organización, donde se entregará a cada participante las acreditaciones correspondientes y una bolsa con regalos. E igualmente se habilitará una zona junto a la Plaza de Colón para los vehículos utilizados en el transporte de los clásicos.

El público podrá acceder al ‘paddock’ del VMV a partir de las 11 de la mañana y así disfrutar de este museo vivo del motor hasta las 14:30 horas en que se cierra este encuentro tras la entrega de los premios que ha establecido la organización. Hay que recordar que esta concentración admite vehículos fabricados hasta el 31 de diciembre de 1984 y por ello el equipo organizador invita a propietarios y acompañantes a participar en la fiesta vestidos en consonancia con la época de sus coches o motos: uno de los premios valorará la mejor coordinación entre el vestuario de los ocupantes y su vehículo.

Siguiendo la tónica de otras ediciones, organización y propietarios permiten todas las facilidades al público para contemplar los modelos expuestos sin ningún tipo de separación. Pero estas facilidades conllevan también la obligación de que los asistentes respeten en todo momento las indicaciones del equipo organizador, así como la regla básica y fundamental de abstenerse de tocar coches y motos salvo autorización expresa de sus propietarios.

Y si el sonido de los motores estará muy presente, también el de la música española de los 80, de la mano de las interpretaciones del grupo Compadre Miau. Y como conductor de esta máquina del tiempo, el radiofónico Carlos Flores.

Fotos

Vídeos