Las charangas de Peñafiel rompen todas las previsiones

Concentración de charangas en Peñafiel. /A. Ojosnegros
Concentración de charangas en Peñafiel. / A. Ojosnegros

Buses con visitantes de otras provincias contribuyeron a un lleno impresionante en una fiesta que continúa el domingo

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZARO

«Lo que pasa en charangas, queda en charangas». El lema que habitualmente tiene a la ciudad de Las Vegas como lugar de inspiración se puede leer en el perfil de Facebook del evento que promociona la XVI Concentración de Charangas Villa de Peñafiel, que arrancó este sábado en la localidad ribereña con miles de personas bailando al son de las agrupaciones participantes.

Lo cierto es que se veía venir. El viernes tarde ya se apreciaba un notable movimiento de gente atraída por esta gran fiesta de la música. Desde la organización así lo reconocían. «Creemos que ha sido el viernes de charangas en el que más gente se ha visto por la noche», comentaban. Y ayer sábado al mediodía el dique de contención comenzó a resquebrajarse con las primeras notas de las charangas locales, que amenizaron la hora del tapeo. El centro peñafielense era ya un ir y venir de personas con muchas ganas de disfrutar al máximo. Tanto es así que un joven, a todas luces novato en estas lides, exclamaba según se introducía en la calle Derecha al Salvador, donde el personal se congregaba en buen número: «¡¿Cuánta peña, no!?».

Así es, mucha 'peña' disfrutando no solo de los primeros compases de la veterana y pionera concentración, sino también de una meteorología que se abría para que el sol confiriese más brillo a este nuevo encuentro que seguirá celebrándose hoy domingo hasta primera hora de la tarde. Como corroboraron desde la organización, casas rurales, plazas hoteleras completas y no pocos «colchones en el suelo en casa de amigos» certifican un nuevo éxito de convocatoria, así como los distintos grupos que se han organizado desde las provincias de Guadalajara, Segovia, Zamora y Valladolid para acercarse en autobús a Peñafiel, garantizándose así un viaje de ida y vuelta cómodo, y, lo que es más importante, seguro.

Tras ese primer calentamiento o toma de contacto del mediodía, llegó la hora H del día D. A las 18:00 horas, con las 15 charangas participantes en la parrilla de salida, comenzó un pasacalles que las condujo hasta la plaza del Coso, donde fueron presentadas en sociedad y se les entregó un obsequio como recuerdo de su paso por Peñafiel. Tras el ceremonial de bienvenida, se interpretó el Chúndara conjuntamente, música que surge del pasodoble La Entrada y que es todo un himno festivo en la localidad.

De la icónica plaza del Coso, la fiesta, con la banda sonora de las 15 agrupaciones participantes, se trasladó al centro del municipio, donde la diversión continuó hasta la hora de la cena. Tras esta, este año se ha retocado ligeramente el programa con la celebración en dos locales nocturnos de sendos conciertos de una hora por parte de dos charangas, en vez del desfile que se realizaba con todas las agrupaciones en años anteriores. Esto se ha hecho para que los músicos también disfruten de la que es su fiesta y en la que colaboran altruistamente.

De entre esas protagonistas este año tiene un lustre especial tres de ellas, pues no se cumplen 20 años todos los días. Estas son: Cuatro Gatos, de La Bañeza; y las locales El Relamido y la Nota. Desde Cullera, Burgos, Móstoles, Medina del Campo, Salamanca, Málaga, Albacete, Valencia de Don Juan, Laguna de Duero, Pesquera de Duero, llegaron el resto de las charangas participantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos