A la caza de ratas en Parquesol

Zona ajardinada de Parquesol, vallada de nuevo por la presencia de ratas de árbol./R. G.
Zona ajardinada de Parquesol, vallada de nuevo por la presencia de ratas de árbol. / R. G.

El Ayuntamiento ya tuvo que colocar en los meses de junio y juliocajas con veneno en la misma zona

J. Asua
J. ASUAValladolid

O no se han ido o han vuelto, a pesar de que el Ayuntamiento se puso manos a la obra el pasado mes de junio y logró controlar su población en un mes. Los servicios municipales se ha visto obligados a poner en marcha una nueva campaña de desratización en el barrio de Parquesol, concretamente en el inicio de la zona ajardinada delimitada por las calles Ciudad de la Habana, Hernando de Acuña y Juan García Hortelano para acabar con los roedores que se han hecho fuertes en este espacio.

Más noticias

La zona se ha acotado desde finales de la pasada semana con vallas, para evitar la entrada de personas y mascotas por razones seguridad, y se han vuelto a colocar cajas portacebos con veneno para que estos animales se alimenten e intentar acabar con ellos. Entre el 5 de junio y el 23 de julio se llevó a cabo la misma operación. «En esta ocasión no han llegado denuncias vecinales, sino que han sido los propios operarios del servicio de Parques y Jardines los que han detectado la presencia de ratas de árbol», explica la concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez. Durante aproximadamente quince días, el área permanecerá vedada para que los empleados municipales controlen el consumo del rodenticida, denominado jade pasta, un biocida anticoagulante con olores y sabores que atraen a los roedores, que, tras su ingesta, mueren de forma retardada.

En la Esgueva

El Ayuntamiento se está enfrentando este año a una proliferación de ratas en diferentes zonas de la ciudad. Estas plagas son cíclicas y podrían estar relacionadas también con las altas temperaturas y la falta de lluvias, que, en el caso de Parquesol, ha dejado esta zona de jardines sin riego desde mediados de agosto.

Además de en este barrio, los servicios de Parques y Jardines han tenido que actuar también en la plaza de la Cebada, en Huerta de Rey, mientras que se sigue trabajando en el cauce de la Esgueva. En este punto es la rata de alcantarilla la que sigue presente desde primavera. En verano se colocaron 24 cajas portacebos en puntos estratégicos para intentar eliminar la población, entre el Puente de la Tía Juliana y el Camino del Cementerio.

El Ayuntamiento está buscando nuevos sistemas para controlar la población de roedores. Cuando el problema comenzó, se barajó la instalación de papeleras en los parques con portacebos en su parte baja para colocar veneno. También se ha puesto en contacto con el Grupo Grefa para el control biológico de plagas mediante la instalación de cajas-nido en los árboles para que puedan refugiarse rapaces, que tienen en su dieta habitual a los roedores.

Fotos

Vídeos