Catorce menores atendidos por intoxicación en el botellón de carnaval en Valladolid

Un empleado de limpieza acumula las botellas dejadas por los asistentes al botellón./J. S.
Un empleado de limpieza acumula las botellas dejadas por los asistentes al botellón. / J. S.

Los agentes levantaron 45 actas por posesión de alcohol y otros dos adolescentes resultaron heridos por agresión en el paraje de Las Moreras

J. Sanz
J. SANZValladolid

Miles de jóvenes, en su mayoría menores, volvieron a celebrar en la noche del pasado lunes el ya tradicional botellón de carnavales en las riberas del Pisuerga, cuyos paseos y jardines amanecieron ayer repletos de basura, en el tramo completo entre la Ribera de Curtidores y la playa de Las Moreras, que poco a poco fueron recuperando la normalidad a medida que avanzaba la mañana gracias al trabajo de decenas de operarios de los servicios de Limpieza y Parques y Jardines. Las toneladas de botellas, vasos, bolsas e, incluso, bidones esparcidas por el entorno daban fe al amanecer del número de jóvenes que se congregaron durante la noche anterior, en la que catorce menores fueron atendidos por intoxicaciones etílicas y otros dos al resultar heridos leves durante dos peleas registradas durante la concentración.

Fotos

Y todo ello a pesar del amplio dispositivo policial montado desde primera hora de la tarde del lunes por los agentes municipales, que vigilaron los accesos hasta las tres de la madrugada de ayer y levantaron 45 actas de intervención de bebidas alcohólicas a otros tantos grupos de menores. Todos ellos recibirán en los próximos días la pertinente carta oficial dirigida a sus progenitores informándoles sobre lo ocurrido.

El grueso de los asistentes al macrobotellón se concentraron en el entorno de Las Moreras, si bien los policías locales llegaron a disolver un segundo conato de celebración en la plaza de la Universidad y realizaron intervenciones dispersas de bolsas repletas de alcohol en la calles que conducen a las riberas del Pisuerga. Los problemas, en forma de intoxicaciones etílicas, comenzaron a sucederse desde primera hora de la noche del lunes, cuando fueron asistidos los primeros menores por intoxicaciones etílicas, algunos de los cuales tuvieron que ser evacuados en ambulancia y otros «quedaron a cargo de sus padres». Y así hasta sumar catorce menores atendidos hasta las 3:00 horas de ayer. Otros dos adolescentes recibieron asistencia al verse implicados en sendas peleas en el mismo escenario. Uno de ellos, que tuvo que ser trasladado al Clínico, recibió un botellazo. El otro fue también llevado al hospital por sus progenitores, según informaron ayer fuentes de la Policía Local y del 112.

Un problema complicado

El alcalde, Óscar Puente, reconoció que «el botellón es un problema contra el que es complicado intervenir» y recordó los controles policiales desplegados en torno a la celebración del botellón, si bien matizó que ni estos ni las campañas de ocio alternativo «arrojan los resultados deseados» en la lucha contra el consumo de alcohol en la calle.

El regidor aclaró que el Ayuntamiento se plantea la posibilidad de llevar a Las Moreras actividades de ocio alternativo durante el Carnaval similares a las que ya se programan durante las fiestas patronales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos