Catalá admite que la justicia digital supone un cambio cultural «y es muy complejo»

El presidente de la Audiencia y las fiscales reciben al ministro Rarael Catalá./G. Villamil
El presidente de la Audiencia y las fiscales reciben al ministro Rarael Catalá. / G. Villamil

El ministro de Justicia se encuentra en Valladolid para conocer el funcionamiento del nuevo sistema

EL NORTEValladolid

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha admitido hoy en Valladolid que el paso a la justicia digital supone un "cambio cultural" y es "muy compleja", que "requiere formación y una actitud positiva de todos los profesionales en ese proceso de transición".

Catalá, que se ha reunido hoy con el presidente de la Audiencia Provincial de Valladolid, Feliciano Trebolle, y con la fiscal superior y la fiscal jefe, ha defendido el modelo de justicia digital que en 2017 ha permitido que ochenta millones de documentos de los profesionales de la justicia se tramitaran digitalmente en toda España.

Fotos

El ministro se ha trasladado a Valladolid para conocer de primera mano como funciona la justicia digital que opera de forma piloto en la fiscalía vallisoletana para llegar al papel cero e "identificar los problemas" y lo que no funciona.

Ante las críticas de algunos sectores que han pedido incluso paralizar ese plan de justicia digital, Catalá ha insistido en que se trata de un proceso para dotar a los profesionales de la justicia de instrumentos de gestión para modernizar esa administración.

El Campus de la Justicia

Por otro lado, ha lamentado el tiempo que, a su juicio, se ha perdido con la decisión del Ayuntamiento de Valladolid de cambiar el emplazamiento previsto para el Campus de la Justicia -de la parcela en el barrio Girón al entorno de la plaza de San Pablo-, si bien ha insistido en que el Ministerio mantiene su compromiso con el proyecto.

Durante una visita de trabajo a la Audiencia Provincial de Valladolid, Catalá ha recordado que en marzo de 2015 se presentó un proyecto "viable" para ubicar el campus en una parcela del barrio Girón que contaba incluso con partidas presupuestarias para su construcción, el cual "estaría terminado en 2020", mientras que tras el cambio de ubicación, a punto de comenzar 2018 "no está ni empezado".

Aunque el ministro se ha mostrado respetuoso con la "legitimidad" del Ayuntamiento para planificar el urbanismo de la ciudad, ha evidenciado las "incertidumbres" que presenta la nueva ubicación, con el riesgo de recursos contra las permutas de terrenos, lo que implica que actualmente "ni siquiera esté disponible la parcela" donde se construirá. "No tiene sentido que el tiempo pase y a día de hoy no estemos ni siquiera donde estábamos en 2015, tras tres años perdidos y los que nos quedan", ha criticado.

En este sentido, ha aclarado que no está contemplada en los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) una partida para el Campus puesto que "aún no hay proyecto", pero se ha comprometido a que la habrá una vez esté presentado y se comiencen a planificar las obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos