El Norte de Castilla
Caso Arroyo
García Galván en un acto oficial. / gabriel villamil

García Galván dimite de sus cargos en el Ayuntamiento y la Diputación

  • El veterano político se da también de baja como militante del PP

Lo ha hecho a primera hora de la mañana, quizás con el propósito de escaparse de los objetivos de los medios de comunicación. Jesús García Galván ha presentado su renuncia a sus actas de concejal del Ayuntamiento de Valladolid y de diputado en la institución provincial en las secretarías de ambos organismos y se ha despedido de sus compañeros en las dos corporaciones, «aunque a muchos de ellos voy a seguir viendo con frecuencia, porque me une hacia ellos una sincera amistad», ha matizado.

A las 10.45 de la mañana de este lunes, 24 de junio, el veterano político no solo había cumplido con todos los trámites para el cese de sus cargos públicos, sino que había solicitado también ya su suspensión como militante en el PP, partido en el que llevaba afiliado un cuarto de siglo. Tan solo unas cajas en Pimentel –«las recogeré en otro momento»– y su coche, que todavía permanecía en el aparcamiento de la institución provincial, dejaban constancia a esa hora de su paso por la vida pública. Y es que, tal y como dijo que haría, García Galván se sentará a partir del próximo 9 de julio «como ciudadano y no como político» en el banquillo de los acusados por el llamado 'caso Arroyo', en el que está procesado por presuntos delitos de cohecho y prevaricación urbanística.

en su contexto

El hasta ayer edil y diputado abandona así, al menos temporalmente, una trayectoria política que comenzó en 1991, cuando ocupó el número 17 de la lista que el PP presentó al Ayuntamiento de Valladolid. Tan solo él, además del alcalde, Javier León de la Riva, y del concejal Manolo Sánchez continúan hoy en el Consistorio. En la Diputación de Valladolid aterrizó en el año 1994, cuando el entonces presidente, Ramiro Ruiz Medrano, le puso al frente de su gabinete y le mantuvo hasta 2001.

Mientras desempeñó el cargo de delegado territorial de la Junta (cuando se cometieron los hechos que ahora serán juzgados) se alejó tanto del Ayuntamiento como de la institución provincial, pero retornó a ellos en 2007 y, durante los últimos siete años ha compaginado los cargos de concejal de Valladolid, diputado provincial y portavoz del PP. En la actualidad era, además, el máximo responsable de la sociedad Provincial de Desarrollo, Sodeva.

El diputado del Área de Igualdad de Oportunidades y Cultura y alcalde de Rioseco, Artemio Domínguez, le sustituirá como portavoz, muy probablemente, en el transcurso del próximo pleno ordinario, mientras que el vicepresidente, Alfonso Centeno, lo hará al frente de Sodeva. El nombramiento del nuevo diputado, el alcalde de Viana de Cega, Alberto Collantes, tendrá que esperar, al menos y por cuestiones reglamentarias, hasta la convocatoria ordinaria de julio.

En el caso del Ayuntamiento, en el pleno ordinario de principios de julio se dará cuenta de su dimisión a la Corporación, mientras se tramita con la Junta Electoral Central la expedición de las credenciales de la concejala de Ángela Bachiller, la primera edil con Síndrome de Down que habrá en España.