Casado avisa a Puigdemont: «Los golpistas irán a los tribunales»

Pablo Casado y Felipe Martínez-Sagarra, presidente del Club de Opinión Santiago Alba. / Gabriel Villamil

El vicesecretario de Comunicación del PP ha señalado en Valladolid que igual que no se negoció con Tejero y Armada tampoco se hará con ellos

EL NORTE Valladolid Viernes, 6 octubre 2017, 21:46

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha avisado hoy al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que con los «golpistas» no habrá ni «mediación internacional, ni negociación» y que tendrán que responder ante «los tribunales», por lo que aconseja que «abandonen la ilegalidad» para volver al «marco de la Constitución».

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, minutos antes de participar en Valladolid en el Club de Opinión Santiago Alba, donde ha estado arropado por los principales dirigentes del partido en la ciudad y en la comunidad.

Casado ha querido mandar un mensaje de tranquilidad «a los españoles» al asegurar que los golpistas «no van a triunfar» y la legalidad de la Constitución «va a prevalecer». En este punto, ha hecho referencia al mensaje del Rey Felipe VI que, a su juicio, va en la línea de lo que piensa la mayoría de la sociedad, de «estar con la ley», «con la igualdad de derechos y obligaciones de todos los españoles» y «con la continuidad histórica de España».

Más información

Así, ha insistido que igual que Don Juan Carlos paró con «su firmeza» y «apego a la Constitución» el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, don Felipe «ha reafirmado» a la Corona y «ha avalado» la estrategia del Gobierno de la Nación para «parar»un nuevo golpe de Estado. «Igual que no se negoció con Tejero y con Armada, tampoco se hará con Puigdemont y Junqueras», ha espetado.

«Una independencia que nadie va a reconocer»

En este punto, Casado ha hecho suyas las palabras del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para exigir a los «secesionistas» que abandonen esta «senda de ilegalidad», que dejen de «fracturar» a la sociedad catalana y de «tensionar»una democracia «ejemplar» como la española porque aún están a tiempo de no ir «al abismo» de declarar una independencia que «nadie va a reconocer»y que no les saldría «gratis».

Como ejemplo ha puesto la declaración que el jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha hecho hoy en la Audiencia Nacional junto con responsables de ANC y Òmnium para responder ante un posible delito de sedición que conllevan «muchos años de cárcel».

La sala se llenó para escuchar a Pablo Casado. / Gabriel Villamil

«La Justicia es lenta pero se acaba imponiendo como hemos visto hoy y si siguen por este camino es muy probable que acaben en prisión», ha insistido para reiterar que vuelvan al marco de la Constitución «sin negociación» y «sin mediación internacional», ya que entiende que es «una falta de respeto» a una «nación centenaria» como España.

Costes «brutales»

Sobre la diáspora de bancos y empresas, el vicesecretario de Comunicación del PP ha puntualizado que se ha vivido en la «post verdad», «en el aquí no pasa nada», «en las manipulaciones» y «las mentiras», pero ha advertido de que el proceso tienen unos «costes brutales» no solo sociales, sino también económicos.

«El bono de Cataluña ya está calificado como basura, al nivel del de Zambia. Si hubiera una independencia las empresas más importantes y la banca se irían fuera, lo que nos llevaría a unas cotas de destrucción de economía, empleo y bienestar imposibles», ha continuado para puntualizar, a continuación, que eso «no va a pasar» porque no va a haber independencia, ya que, ha señalado, Cataluña «jamás ha sido independiente y nunca lo va a ser».

Declaraciones de Artur MAs

También se ha referido a las declaraciones de Artur Mas sobre que Cataluña no está preparada para la independencia, algo en lo que Casado está de acuerdo. No obstante, ha espetado que a estos «pirómanos» que actúan ahora de «bomberos» hay que decirles que esta situación es «culpa de ellos». «Viene del Estatut, de los cigarrillos en Moncloa al atardecer, de intentar romper la igualdad entre españoles y despreciar al resto de autonomías», ha advertido.

Por eso ha deseado a los golpistas que vuelvan «a la cordura» y «pidan perdón» a los españoles, sobre todo a aquellos que viven en Cataluña a los que han llevado al «abismo». «Igual que acabamos con democracia con la Kaleborroka, ahora no vamos a permitir que los borrokas de las CUP acaben con la convivencia», ha continuado.

Por otra parte, no ha dado importancia a los resultados oficiales del referéndum ilegal hechos públicos hoy si bien ha advertido que la gente que votó no fue ni la «sexta parte» de la población de Cataluña. «Queremos estar con la mayoría silenciosa y por eso el domingo estaremos con ellos en Barcelona para decir de forma civilizada y firme que no va a haber independencia y que basta ya a este chantaje y manipulación a la democracia española», ha asegurado.

Por último, sobre el pleno del Parlamento catalán convocado el martes, Casado ha vuelto a subrayar la «responsabilidad» que como presidenta de la cámara tiene Carme Forcadell y Puigdemont y que ambos se pueden enfrentar a un delito de sedición si «siguen con sus planes».

Secciones
Servicios