Cáritas financia el 10% de sus acciones con casilla de la declaración de la renta

José María Conde, Luis Argüello, Guenter boelhoff y Luis Miguel Rojo, durante la presentación de la campaña de la renta. /Henar Sastre
José María Conde, Luis Argüello, Guenter boelhoff y Luis Miguel Rojo, durante la presentación de la campaña de la renta. / Henar Sastre

El organismo eclesiástico recibió el pasado año más de 380.000 euros de las 'x' en la asignación a fines sociales y a la Iglesia Católica

Lorena Sancho Yuste
LORENA SANCHO YUSTE

Alrededor del 10% de la financiación que en Valladolid sustenta la labor social que Cáritas realiza con las personas más desfavorecidas o en riesgo de exclusión social procede de las dos casillas que los contribuyentes marcan cada año en sus respectivas declaraciones de la renta para que el 1,4% de sus impuestos vayan a parar a la Iglesia y a fines sociales. Un porcentaje que traducido en euros arroja los 282.685 euros que en 2017 ingresó de la 'x' en la casilla de fines sociales y en los 98.817 de la de la Iglesia Católica. «Las familias a las que atendemos tienen nombre, tienen rostro, y en 2017 pudimos financiar once proyectos sociales encaminados a la lucha contra la exclusión, con la participación de 1.040 personas», recordó ayer el delegado episcopal de Cáritas, Luis Miguel Rojo.

Son «cientos de ayudas» las que Cáritas materializa gracias a los contribuyentes que marcan las casillas, cientos de aportaciones a personas sin hogar, a migrantes, víctimas de violencia de género, contra la drogodependencia o reclusos. «Hacemos un llamamiento a la ciudad para que marquen con una doble equis su declaración de la renta y adquieran un compromiso con la solidaridad», incidió Rojo.

En la labor que desempeña Cáritas y la «imprescindible» financiación que procede de los impuestos de los contribuyentes se apoya este año la Iglesia Católica, también la de Valladolid, para lanzar un llamamiento a los ciudadanos, «incluso a los que no se sienten activos pero valoran la acción que desarrollamos» con el objetivo de recuperar las 4.099 declaraciones que el pasado año perdieron en la campaña de la renta pese a que la recaudación se mantuvo en cifras similares, con 3.440.430 euros (1.200 menos que el año anterior). «Hay tres visiones que deben estar presentes a la hora de marcar las casillas: por un lado el patrimonial, la responsabilidad de mantener más de 700 edificios en la provincia; por otro la acción social, educativa, pastoral y sanitaria, pues hay treinta colegios concertados; y finalmente la formación de las personas, el acompañamiento vital», recordó el obispo auxiliar, Luis Argüello.

En los jóvenes, en los contribuyentes nuevos, se marca el desafío la Diócesis para lograr recuperar el número de declaraciones. Porque hay una razón previsible, la de la gestión vía telemática, que podría explicar este descenso en el número de ciudadanos que marcaron la 'x' el pasado año, «pero ese argumento no nos deja tranquilos», añadió Argüello.

De los 12 millones de euros que aproximadamente maneja anualmente la Diócesis de Valladolid, unos 3,2 proceden de la asignación tributaria, que no tiene por qué corresponderse con la cifra recaudada en la campaña de la renta en la provincia. Es la Conferencia Episcopal la que distribuye cada año por diócesis la asignación global en función de una serie de criterios, como número de parroquias o población.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos