El Ayuntamiento quiere cerrar el plan de reforma del mercado de Rondilla en 2019

Mercado de Las Moradas, en la Rondilla/Ramón Gómez
Mercado de Las Moradas, en la Rondilla / Ramón Gómez

La concejala María Sánchez asegura que el proyecto tendrá en cuenta las necesidades de los comerciantes

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINAS

El Ayuntamiento de Valladolid no quiere terminar el mandato sin tener listo el proyecto de remodelación del último mercado municipal que queda por poner al día. Después de la rehabilitación del Val, la transformación de las galerías López Gómez en espacio cultural y algunas actuaciones obligadas en el Campillo y Delicias, el de la Rondilla aguarda su turno con impaciencia.

La reforma no comenzaría, casi con total seguridad, hasta pasadas las próximas elecciones, por eso se quiere dejar todo atado y conforme a las necesidades de los comerciantes de este espacio. «El lunes tenemos una reunión con los comerciantes para ver cuáles son sus demandas y pensar cómo se puede acometer esa remodelación en función de las inquietudes que ellos aporten», señala la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez.

Algunas cuestiones tienen que ver sobre todo con el entorno socioeconómico. Y es que, por demografía, muchas de las personas que acuden a comprar a este espacio cuentan ya con una edad avanzada y necesitan comodidades como un lugar donde descansar, por ejemplo.

Pero además de las mejoras 'físicas', necesarias para modernizar unas instalaciones que datan del año 1988, hay otra serie de actuaciones que intentarán dotar de más vida comercial a este espacio en el que bastantes de sus 51 puestos se encuentran vacíos.

«Tendremos una reunión de coordinación entre mercados para estudiar, por ejemplo, promociones comunes», señala María Sánchez, que explica que «una de las grandes prioridades» en la gestión de estos espacios es conseguir poblar los puestos desiertos.

Entre 2015 y 2018 el Ayuntamiento de Valladolid ha invertido 140.000 euros en obras de rehabilitación de los mercados municipales, además del millón y medio aportado al consorcio del mercado del Val y los 200.000 euros para gasto corriente. Precisamente la dotación presupuestaria es el límite que obliga a analizar pormernorizadamente las necesidades de los comerciantes para no gastar ni un solo euro en vano. El Ayuntamiento de Valladolid gestiona cinco mercados municipales: Rondilla, Delicias, Val, Campillo y La Marquesina, con la especifidad de que este último se compone de puestos de fruta y verdura al aire libre que se montan y se desmontan cada mañana. Las galerías de López Gómez eran otro de esos mercados, que han pasado a convertirse en un espacio cultural tras su cierre en noviembre de 2016, cuando ya apenas tenían actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos