Los ladrones que tirotearon a la Guardia Civil en Madrid huían en un coche robado en Valladolid

El Audi Q7, robado en Valladolid, que fue quemado por los delincuentes en Arganda del Rey. /El Norte
El Audi Q7, robado en Valladolid, que fue quemado por los delincuentes en Arganda del Rey. / El Norte

Los agentes investigan si los sospechosos, a los que perseguían por sustraer un camión en León, están vinculados con la banda del BMW

J. S.Valladolid

La Guardia Civil investiga la identidad de los autores del robo de un camión cargado con vino en León, registrado el lunes, que fueron perseguidos en su huida por los agentes y que acabaron tiroteándoles en el municipio madrileño de Pinto desde un coche que utilizaban como lanzadera (para informar al conductor del vehículo pesado), un Audi Q7, que había sido sustraído semanas antes en Valladolid, según han informado fuentes del caso.

Así que los agentes, dadas las más que evidentes similitudes con los asaltos de la banda del BMW, el grupo encabezado por el vallisoletano José Luis R. D., 'Pipi', que fue desmantelado entre abril y mayo por 126 robos, investigan ahora si sus miembros han vuelto a las andadas. Los cuatro ocupantes del citado Q7, eso sí, lograron huir después de dejar atrás el botín. No hubo heridos, al menos, entre los guardias.

El robo del camión se produjo ese mismo lunes por la tarde en el polígono industrial de Onzanilla (León) y los agentes pudieron localizar poco después el convoy formado por el propio vehículo pesado y el citado Audi Q7, ocupado incialmente por cuatro personas. Así que comenzó una persecución que concluyó en el kilómetro 2,4 de la R-4 (Radial 4), a la altura de Pinto (Madrid), donde el camión se paró, su conductor se bajó para subirse al Audi y del coche bajaron algunos de sus ocupantes armados con pistolas, con las que dispararon a los agentes. Estos repelieron los disparos y creen que alguno de los autores pudo resultar herido. No pudieron, sin embargo, detener a los cuatro sospechosos.

Y el cabecilla, en libertad

Los delincuentes continuaron su huida y, ya por la noche, el Audi Q7 fue localizado en llamas en la localidad madrileña de Arganda del Rey. Allí se les perdió la pista. El camión, al menos, pudo ser recuperado.

Los agentes investigan ahora si los cuatro huidos tienen vínculos con la banda del BMW e, incluso, si el propio cabecilla podía encontrarse en el vehículo, ya que obtuvo la libertad a la espera de juicio hace semanas.

Aquel grupo llegó a ser acusado de cometer la friolera de 126 hechos delictivos en cinco meses, entre finales de 2016 y el primer trimestre de 2017, en la mayoría de los casos sustrayendo BMW, de ahí el nombre de la banda, para después robar la carga o camiones enteros en Valladolid, sobre todo, aunque también en Salamanca, Burgos, Madrid, La Coruña, Santander y Zaragoza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos