El arma de Infantería festeja a su patrona con el recuerdo a los soldados de Flandes

Un momento del acto castrense celebrado este viernes en el Palacio Real de Valladolid. /HENAR SASTRE
Un momento del acto castrense celebrado este viernes en el Palacio Real de Valladolid. / HENAR SASTRE

El Palacio Real acoge el acto castrense presidido por el general de Brigada, José Rivas

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El arma de Infantería recordó este viernes en Valladolid a los 5.000 soldados españoles que en el año 1585 trataron de sofocar la rebelión de los Países Bajos contra la corona española.

Una efemérides que se hace coincidir con la festividad de la Purísima Concepción, a la que se que, según la tradición castrense, se atribuye el llamado ‘Milagro de Empel’, durante una de las batallas de la Guerra de los Ochenta años, y en la que los Tercios españoles se enfrentaron y derrotaron en condiciones adversas a una flota de diez navíos de los rebeldes de los Estados Generales de los Países Bajos. Una victoria que se atribuye al hallazgo de una tabla flamenca con la imagen de la Virgen.

La ceremonia tuvo lugar a las 13 horas en el Palacio Real de la Plaza San Pablo, en un acto que fue presidido por el general de Brigada, José Rivas Moriana, jefe de IV Subinspección General del Ejército y Comandante militar de Valladolid y Palencia. La festividad de la Inmaculada Concepción se celebra también por los Cuerpos Jurídico militar y Capellanes castrenses.

En su intervención, el general Rivas recordó el sacrificio de los soldados de los Tercios de Flandes y su compromiso con los valores que encarna el Ejército. La ceremonia sirvió para entregar por primera vez el diploma al 'Soldado distinguido', que este año recayó en la militar de la IV Subinspección del Ejército, Sandra Peláez.

Tras depositar una corona por parte del coronel más antiguo del arma de Infantería, Salvador Rebarque, y el soldado más moderno en el Ejército, Jaime Rodríguez, se dio por finalizado el acto castrense.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos