AquaVall extiende la bonificación a familias con bajos ingresos y congela las tasas

PP critica que el criterio de ingresos sustituya a la bonificación a jubilados y les anima a pedirla «antes de que se la quiten»

EL NORTEValladolid

El Consejo de Administración de la nueva empresa pública del agua de Valladolid (AquaVall) ha aprobado este martes extender la tarifa bonificada a familias con bajos ingresos y congelar las tasas con carácter general para 2018.

Según ha informado la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, se ha optado por cambiar el actual sistema de bonificación a personas mayores de 65 por el de unidades familiares con ingresos inferiores al cien por cien del IPREM.

Hasta el momento, el precio público establecía una bonificación del 50% a la que podían acogerse exclusivamente las personas pensionistas mayores de 65 años, siempre que constituyeran una unidad familiar de una o dos personas y contasen con consumo individualizado.

Sin embargo, Sánchez se ha remitido a un informe del interventor general del Ayuntamiento elaborado en marzo de 2017, tras la recuperación de la gestión pública del agua por parte del Consistorio y el paso de precio público a tasa, en el que se señalaba que este criterio «dejaría de adecuarse a la legalidad vigente», que establece que las bonificaciones en las tasas de servicios públicos deben responder «exclusivamente a criterios de capacidad económica», conforme al principio de redistribución de la renta consagrado en la Constitución.

Además, la concejal ha subrayado que la nueva bonificación será del 75%, frente a la actual que sólo alcanzaba el 50. Asimismo, ha apuntado que con el nuevo criterio se elevará el número de beneficiarios de 652 que lo solicitaron el pasado año, a los 1.956 unidades familiares que cumplen con los requisitos exigidos.

La ordenanza fiscal que regula estos cambios se ha aprobado en el Consejo de Administración de AquaVall con la única oposición del Grupo Municipal Popular, cuyo portavoz, José Antonio Martínez Bermejo, ha lamentado la desaparición del derecho a los pensionistas a pedir la bonificación y ha elevado la cifra de afectados a más de 87.000 vecinos que cumplían con estos requisitos, aunque sólo algo más de 650 lo hubieran solicitado.

Por ello, el PP ha pedido en el Consejo de Administración que se mantenga la bonificación a jubilados mayores de 65 años y se incluya también la nueva propuesta del IPREM, si bien considera que se debería tener en cuenta que la renta familiar fuera, al menos, el equivalente a 2 veces el IPREM, es decir, 1.075,68 euros mensuales.

Por último, el Grupo Municipal Popular ha animado a todos los jubilados mayores de 65 años que formen parte de una unidad familiar de una o dos personas, que vayan a solicitar la bonificación de la tasa en 50 por ciento antes de que desaparezca en 2018.

Tarifas

En particular, la nueva bonificación constará de una bonificación del 75% en la cuota de servicio (en abastecimiento, alcantarillado y depuración), anteriormente fijada en el 50, con lo que en el caso del abastecimiento pasa de 2,2040 euros por trimestre a 0,55; en concepto de alcantarillado, de 3,5875 euros por trimestre a 0,8969, y de depuración, de 0,7383 euros por trimestre a 0,1846.

En cuanto a la bonificación de consumo (cuota variable por metro cúbico) del 75% en el primer bloque de consumo (de 0 a 15 metros cúbicos) de abastecimiento, anteriormente fijada en el 50%. El resto de consumos se liquidarán por bloque.

Así, el abastecimiento pasa de 0,2707 euros por metro cúbico a 0,067 y el importe anual bonificado para solicitantes con ingresos menores al cien por cien del IPREM será de 56.039 euros, lo que supondría, en caso de registrarse los 1.956 solicitantes estimados, una bonificación de 28,6 euros al año.

El importe anual para familias numerosas, por su parte, será de 20.517 euros, que supondría una bonificación de 27,3 euros para las 750 familias numerosas estimadas. El importe anual bonificado previsto, por tanto, asciende a un total de 76.557 euros.

Sobre la situación en que quedan los pensionistas, María Sánchez ha aclarado que de los 87.000 que existen en Valladolid, 70.000 son mayores de 65 años y de estos posibles beneficiarios, en 2016 solo la pidieron 652, menos del uno por ciento. Asimismo, ha destacado que estas personas se beneficiaron de la bonificación «con independencia de sus ingresos».

Fotos

Vídeos