El alcalde Óscar Puente recibirá a miembros de la Asociación de Pilarica el próximo miércoles

Un momento de la concentración realizada este viernes en Pilarica.
Un momento de la concentración realizada este viernes en Pilarica. / A. MINGUEZA

Varios vecinos apelan a protestar «como en Murcia» en el segundo aniversario por el cierre del paso a nivel

Jorge Moreno
JORGE MORENOValladolid

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, recibirá la próxima semana a una representación de la Asociación de Vecinos de la Pilarica, para conocer sus inquietudes y explicarles los trámites que ha recalizado el Ayuntamiento en las últimas semanas para poner en marcha la obra alternativa al paso peatonal. El Ministerio de Fomento cerró en 2015, durante la etapa de la ministra Ana Pastor, este paso en superficie.

Así lo confirmó este viernes el presidente del colectivo vecinal, José Luis Alcalde, en la asamblea celebrada en la calle para recordar los dos años del cierre del paso ferroviario que permitía comunicar con el centro. La reunión con el regidor será el próximo miércoles, 20.

En el acto de esta tarde, se hizo patente el malestar con todos los partidos que tienen representación municipal, e indignación hacia los dirigentes políticos por las promesas incumplidas, en relación al soterramiento.

De otros barrios

Esos fueron algunos de los ingredientes de las intervenciones que se escucharon en la concentración, que logró reunir en la Plaza Rafael Cano a unas 200 personas llegadas no solo de la Pilarica, sino también de la Rondilla, Pajarillos, Delicias e incluso de Zorrilla.

Los 731 días sin comunicación en superficie, por el AVE a Palencia y León, sirvieron para reprochar al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, al edil de Urbanismo, Manuel Saravia, y a la concejala de Sí se puede, Charo Chávez, su cambio en el soterramiento.

«Los tres estuvieron aquí en la asamblea del 27 de mayo de 2015, tras ganar las elecciones y se comprometieron a soterrar. Ahora han firmado un convenio que deja al barrio incomunicado y favorece a Adif con la máxima edificabilidad», dijo José Luis Alcalde, presidente de la Asociación, que reprochó «la falta de estatura política de los actuales dirigentes y de los pasados. Tambien del PP».

Durante la asamblea intervinieron representantes vecinales de la Rondilla (entre ellos el histórico Ángel Ceballos) que lamentaron haber sido expulsados por el regidor en el Pleno municipal del día 7.

«Hay que pasar a la acción y encadenarse a la vía como los de Murcia», dijo una mujer, mientras se recordaba la última concentración de los vecinos de la capital murciana, que reclaman también que se soterren las vías a su paso por la ciudad.

«Hay que pasar a la acción y encadenarse a la vía como los de Murcia», dijo una mujer, mientras se recordaba la última concentración de los vecinos de la capital murciana.

A la vez se mencionaron las protestas del barrio burgalés de Gamonal del 2014, contra la inversión en un bulevar, y otro vecino lamentó que el Ayuntamiento y el resto de grupos no hicieran causa común respecto al planeamiento urbanístico de futuro.

«El soterramiento es un enorme cambio para la ciudad, que no sería la misma si se ejecutase», dijo un vecino. Otro interveniente culpó al Ministerio de Fomento por no aportar más fondos para esta infraestructura «como hace en otras capitales del país».

En la asamblea se recordó la deuda de 100 millones de euros que tiene el Ayuntamiento con los bancos, un 25% de los 404 millones que corresponden al Ministerio y a la Junta de Castilla y León..

Fotos

Vídeos