El alcalde de Arroyo destituye como primer teniente de alcalde y concejal al presidente de IPAE, su partido

Serbelio Fernández./Jota De la Fuente
Serbelio Fernández. / Jota De la Fuente

José Manuel Barrio comunica a Sarbelio Fernández que deja de ser concejal con cargo, dedicación y remuneración tras la crisis abierta en el seno de Independientes por Arroyo a raíz del congreso

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

La tensa situación generada a raíz del congreso extraordinario de Independientes por Arroyo ha estallado en el seno del partido que gobierna en el municipio. El alcalde, José Manuel Barrio, comunicó a mediodía al presidente de su propio partido (IPAE), Sarbelio Fernández, en presencia de testigos, su destitución como teniente de alcalde, concejal de Deportes y Urbanismo, la media dedicación que ostentaba y las remuneraciones económicas que venía percibiendo. Sarbelio Fernández, -que ha declinado realizar declaraciones sobre la destitución- resultó vencedor de las elecciones a presidente del partido en el congreso celebrado a finales de enero pasado en Arroyo, frente al otro candidato, Rubén Raedo, asesor de alcaldía en la actualidad.

Por la mañana se produjo una reunión del grupo de concejales de IPAE que desencadenó la decisión dada a conocer. «Los continuos desplantes de Sarbelio Fernández a todo el equipo han colmado la paciencia del Grupo, que desea afrontar el tramo final de legislatura completamente centrado en gobernar para Arroyo, sin distracciones internas», señala el alcalde José Manuel Barrio. La decisión, apoyada unánimemente por todo el equipo de gobierno, cesa de sus funciones a Sarbelio Fernández como Primer Teniente de alcalde y concejal de Territorio y de Deportes. Rocío de Fuentes asumirá la responsabilidad de Urbanismo, mientras que Virginia Ingelmo se encargará de Deportes y recibe la media dedicación con que contaba hasta ahora el cesado Fernández. Isabel Mansilla, Mar Redondo y José Antonio Otero serán los tres tenientes de alcalde hasta el final del mandato. José Antonio Otero, portavoz municipal del PP en Arroyo mostró «mi total respeto a la decisión adoptada por el alcalde. No dudo que lo hace porque piensa que es lo mejor para el municipio y en ese sentido apoyo incondicionalmente la decisión».

La drástica decisión genera un clima de confusión sobre qué sucederá en el futuro con la formación en el municipio. Barrio cambiará incluso la ubicación de los concejales en el salón de plenos, relegando a Sarbelio Fernández a un extremo de la mesa y acercando al resto de concejales de IPAE a su ubicación, partido que preside el ahora cesado. Sarbelio Fernández está decidido a ser el candidato a las elecciones municipales de dentro de trece meses por IPAE, aunque hay que ver qué sucede con el actual alcalde y con los seis concejales restantes que poseen la mayoría absoluta en Arroyo tras el pacto de gobernabilidad alcanzado con el Partido Popular.

Según fuentes del equipo de gobierno, las tensiones comenzaron durante la propia campaña electoral de las municipales de 2015 cuando «todos los candidatos y afiliados estábamos haciendo campaña en la calle y nunca se presentó, a pesar de ser el número dos de las listas». La designación como candidato a la alcaldía de José Manuel Barrio en aquella época, parece que fue el motivo que provocó esa distancia que «se ha ido agrandando con el paso de los meses».

«Decisión muy dolorosa»

El apoyo del grupo municipal a esta decisión es total, como demuestran las declaraciones de la portavoz del grupo, Isabel Mansilla, quien ha señalado que «es una decisión muy dolorosa después de años juntos, pero no podemos permitir que la acción de gobierno sufra ni una distracción por motivos internos o por falta de confianza entre nosotros».

La teniente de alcalde, Mar Redondo, ha señalado que «no se puede hacer campaña contra tu propio equipo en los medios de comunicación con cosas que no son verdad. Si algo no se hace bien, se dice y se arregla, pero para hacer oposición, ya tenemos la legítima en el pleno». Sarbelio Fernández se habría referido recientemente a «listas electorales, falta de comunicación con el alcalde, valoraciones de pactos contrarias a la realidad y otras cuestiones que dejan absolutamente manifiesta que tiene muy claro cuál es su objetivo sin contar con sus compañeros ni con el alcalde, que es quien le ha puesto en una lista electoral» han señalado otras fuentes deI equipo de gobierno de IPAE.

Otra cuestión que ha pasado factura a la relación de Fernández con el resto del equipo ha sido «su actuación tras ganar el Congreso del Partido Independiente, hace tres meses, sin hablar ni una sola vez con Rubén Raedo para buscar integrar a las dos corrientes del partido», indican. Así, Raedo obtuvo el 45% del respaldo de los afiliados que, aunque insuficiente, representa un amplísimo sector del partido Independientes por Arroyo de la Encomienda que no ha sido integrado dentro del Comité Ejecutivo de Fernández «que aún no conoce ni siquiera el alcalde», señala Raedo, asesor de José Manuel Barrio. Según ha valorado el propio Raedo, «no se puede ofrecer al alcalde o a la portavoz del grupo municipal un puesto irrelevante en el partido. No se puede excluir al resto de concejales del partido y contar con amigos que ni siquiera están afiliados. Yo me ofrecí para que no contara conmigo si eso le incomodaba, pero que sumara a los concejales y en los puestos que había prometido. Su forma de actuar, ocultando los miembros del Comité a sus propios compañeros, refleja inexperiencia política y revanchismo», concluye Raedo.

Igualmente, la gestión en el área de urbanismo y deportes no ha resultado todo lo «satisfactoria que debiera», dado que los principales problemas que han debido de abordarse en la gestión provienen de esas concejalías. Igualmente, las malas relaciones con algunos clubes deportivos por «falta de cintura política» habrían afectado en el pasado a la credibilidad de la gestión de todo el grupo municipal, según piensan los propios concejales de IPAE.

Por último, algunos afiliados y el propio alcalde llevan semanas intentando poner solución a esta situación. «Antes de Semana Santa, me dijo que me llamaría para comentarme la composición del Comité Ejecutivo y hablar conmigo y aún estoy esperando. La situación de desconfianza no se sostiene y por eso hay que ser consecuentes. La acción de gobierno y su estabilidad es nuestra principal preocupación y para ello, se necesita de una total confianza que los hechos desmienten» ha señalado el alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos