El alcalde anuncia que una calle se llamará «Víctimas del terrorismo»

Óscar Puente junto a concejales y ciudadanos/Rebeca Alonso
Óscar Puente junto a concejales y ciudadanos / Rebeca Alonso

El homenaje a Miguel Ángel Blanco reunió a representantes de instituciones locales y de Castilla y León

ALEXANDRA RODRÍGUEZValladolid

La ola de calor que ayer dio la cara en la ciudad no desalentó a las figuras políticas y a los ciudadanos que acudieron al homenaje del 20 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, algo que se repitió en localidades como Rioseco, Laguna e Íscar. Una nueva conmemoración salió a la luz, ya que Óscar Puente anunció que otra calle vallisoletana recibirá el nombre de «Víctimas del terrorismo», según dijo a través de la red social Twitter, y que luego confirmó a este periódico, aunque falta por definir qué calle será la elegida y en qué fecha se llevará a cabo el cambio.

Más información

El momento solemne de los cinco minutos de silencio se produjo en la Plaza Mayor, el lugar que, dos décadas atrás, reunió a más de 60.000 personas. Así lo recordó la delegada del Gobierno, María José Salgueiro, presente en el acto: «Esa unión de todos los ciudadanos en todos los territorios de España, con las manos pintadas de blanco y pidiendo que no se ejecutara a Miguel Ángel Blanco, fue un antes y un después». El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, rememoró que el espíritu de Ermua sirvió para mostrar la «unidad» de todos los demócratas contra el terrorismo y consideró que es el momento de hacer pedagogía sobre lo que significa para los españoles la figura de las víctimas, que «se han llevado la carga más dura». Una línea parecida siguió la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, que también mencionó esa actitud de lucha contra el terrorismo que desencadenó la «indignación» de la sociedad española y de todos los partidos, que participaron «masivamente», en toda España, en manifestaciones de repulsa hasta formar ese espíritu de Ermua.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, agradeció la asistencia de estas importantes figuras políticas a las puertas del consistorio, entre las que estuvo presente el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero. Así como concejales de todos los grupos representados: Partido Popular, PSOE, Toma la Palabra, Sí se Puede y Ciudadanos.

«En medio del dolor no nos imaginábamos que algún día viviríamos, como hoy, libres de la amenaza terrorista», comenzó su discurso el regidor. En sus palabras también destacó como «ejemplo de esa unidad», la iniciativa de cambiar el nombre de la actual avenida José Luis Arrese por el de Miguel Ángel Blanco, como homenaje: «Todas las fuerzas políticas tomamos por unanimidad la decisión». Un proyecto que hoy se hará realidad con la firma del decreto que lo recoge. Puente defendió la actuación de la Alcaldía, que «una vez más demuestra estar a la altura de la sociedad vallisoletana». Una ciudadanía que se revela solidaria y unida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos