Alberto Alonso: «No estaba de acuerdo con los presupuestos y prefería salir»

Alberto Alonso (debajo del retrato de los Reyes) se ausentó del pleno para no votar. /M.M.
Alberto Alonso (debajo del retrato de los Reyes) se ausentó del pleno para no votar. / M.M.

El primer teniente de alcalde de Simancas plantó a su equipo de gobierno aunque el PP pudo sacar adelante las cuentas municipales gracias a la abstención de los socialistas

MÓNICA MUÑOZ

El primer teniente de alcalde de Simancas,Alberto Alonso, plantó el pasado jueves a su equipo de gobierno municipal del Partido Popular en el momento de votar las cuentas de 2018 durante el pleno. El responsable del Ayuntamiento salió de la sesión plenaria porque consideró «insuficiente» la partida asignada al casco histórico.

«No estaba de acuerdo con los presupuestos y prefería salir para no votar en contra porque el resultado podría haber sido peor», afirma el teniente de alcalde. Alonso explica que ha hecho lo que creía que tenía que hacer al no estar de acuerdo con las cuentas para el próximo año. «Llevo dos años reivindicando inversiones en el casco histórico, y no se ha hecho caso a esta petición», aclara Alonso, quien añade que ahora mismo hay una inversión para hacer la entrada al Pinar de Simancas que asciende a 200.000 euros, y para asfaltar el camino de Entrepinos otros 200.000, con lo que se dirige la misma cantidad que para el casco histórico.

«Si partimos de la base de que el alcalde piensa que las fiestas de Simancas son una inversión en el centro, no puede ser», critica el primer teniente de alcalde, quien recuerda que él es concejal del Casco Histórico y está en el Ayuntamiento para defenderlo. «Parece que no lo hecho bien porque no se ha invertido una peseta en esa zona», lamenta.

El alcalde, Alberto Plaza, reconoce que no esperaba esta situación y prefiere no realizar declaraciones porque aún no ha hablado con Alonso, aunque califica de «irresponsabilidad» su decisión. El primer edil simanquino no entiende las razones que han conducido a su primer teniente a salir del pleno y no votar las cuentas, y recuerda que Alonso dio su visto bueno a los presupuestos en la Comisión de Hacienda. En su opinión, no es lo correcto.

El pacto sorprendente

El PP sacó adelante los presupuestos con 4,4 millones de euros gracias a la abstención socialista, dado que Ciudadanos votó en contra. Si Alonso y el PSOE hubiesen optado por el no, las cuentas de Simancas hubiesen quedado paralizadas. El PP cuenta con siete concejales, tres el PSOE y tres Ciudadanos, mientras que el presidente, el alcalde, guarda su voto de calidad en caso de un empate. En este sentido, el pacto entre PP y PSOE ha sido uno de los temas más sorprendentes para Alonso.

El PP aprobó la batería de propuestas del PSOE, entre las que se encuentra la moción para exigir a la Junta la rehabilitación del puente medieval, finalizar su expediente para ser declarado BIC y el aumento de inversiones para incrementar fondos destinados a ayudas a las familias y subvencionar el transporte público a los menores de 12 años.

El PP también aceptó la iniciativa socialista para realizar, en el plazo de cuatro meses, un estudio valorado por los técnicos del Ayuntamiento del estado de infraestructuras que permita establecer las prioridades de actuación e inversiones en el casco histórico, así como su planificación en un corto y medio plazo, con la participación de todos los grupos municipales y vecinos.

A pesar del consenso, Elena Sanz, portavoz socialista, denuncia la gestión «opaca» y «arbitraria» del equipo de Gobierno durante estos dos años y medio de legislatura. Respecto al acuerdo, Sanz transmite su confianza en que el equipo de gobierno realice las inversiones en el casco histórico. «Esperamos que sea un compromiso real y leal y en ello pondremos todo nuestro empeño, trabajo y dedicación pensando en el bien común de Simancas y sus vecinos», destaca.

Respecto a la salida del concejal popular, Sanz explica que Alonso aludió a cuestiones personales para salir. «No sé qué ha sucedido con lo que no puedo entrar en valoraciones», precisa.

«Desgobierno»

Para Pedro Bardisa, portavoz de Ciudadanos, la salida del primer teniente de alcalde del pleno es un reflejo del «desgobierno» y muestra la falta de «credibilidad» de las cuentas de 2018 del municipio. Muy crítico con el consenso alcanzado entre PP y PSOE, Bardisa sostiene que no conocía el acuerdo entre ambos grupos municipales hasta que no llegó al pleno y destaca que mientras se han aprobado todas las enmiendas socialistas, el gobierno municipal sólo ha aprobado una de las ocho propuestas presentadas, con el objetivo de mejorar la integración social y laboral de las personas con discapacidad. A su juicio, el portavoz de la formación naranja el PSOE convalida con su voto la «opaca» gestión del PP en Simancas y permite sacar adelante unos presupuestos que no son «creíbles», porque año tras año se presupuestan las mismas partidas que quedan sin ejecutar.

«¿Dónde se destinan los cerca de 3 millones de euros que se recaudan en impuestos y tasas de los vecinos de Simancas?», pregunta el portavoz de Ciudadanos. En cuanto a las enmiendas presentadas por su grupo municipal, Bardisa recuerda que abarcaban una amplia verdad de materias y necesidades del municipio, entre ellas, el alumbrado de calles, el aumento de la partida destinada a ayudas a las familias y el arreglo de los vestuarios y la grada del campo de fútbol de Los Pinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos