El acusado de apuñalar a su esposa en el hígado en Villalón lo niega y la víctima no recuerda nada

El acusado de apuñalar a su esposa en el hígado en Villalón lo niega y la víctima no recuerda nada

Un guardia civil que ha acudido como testigo asegura que preguntó dos veces a la mujer y dijo que había sido su marido

El Norte
EL NORTEValladolid

Un hombre de 57 años, Antonio G.T., juzgado desde hoy en Valladolid como supuesto autor de apuñalar en el hígado a su esposa, ha negado que cometiese la agresión, ha dicho que se trató de un accidente cuando ella resbaló y se cayó, mientras la víctima ha sostenido que no recuerda cómo ocurrió el suceso.

Los hechos por los que se desarrolla la vista oral en la Audiencia Provincial vallisoletana, por los que provisionalmente la fiscal pide siete años de prisión por homicidio en grado de tentativa y la defensa la absolución, ocurrieron la madrugada del 5 al 6 de marzo de 2017 en el domicilio del matrimonio, en Villalón de Campos.

El acusado ha explicado que en aquella fecha, por la tarde, coincidió con un vecino en un bar, bebió chupitos de coñac y cervezas y después acudieron a su casa, a la que invitó a este hombre y a su esposa a comer jamón y beber vino. Cuando se fueron los vecinos, «recogimos la mesa y ella -la víctima- tropezó contra un taquillón» en el pasillo y «caímos al suelo»; «en cuanto vi un poco de sangre llamé a la Guardia Civil», ha manifestado Antonio G.T., quien ha relatado que imagina que él llevaba el cuchillo y ella se lo clavó.

Ha precisado que en esos momentos no vio el cuchillo clavado, que taponó la herida y volvió a llamar otras dos veces a la Guardia Civil por que el tiempo hasta que llegaron se le hizo «eterno», y supuso que la herida estaba atrás, no en la zona lateral delantera donde los sanitarios localizaron la lesión.

Platos y tabla rota

Preguntado sobre el motivo de que hubiera trozos de platos en la casa, el acusado ha relatado que, cuando ambos se cayeron, «se rompió todo», y sobre una tabla hallada en la encimera de la cocina, también fracturada, ha explicado que ya estaba rota desde hacía tiempo.

Ha relatado que la relación con su mujer data de hace cuarenta años, que tienen dos hijos en común, y que durante todo ese tiempo no ha habido ninguna denuncia de su mujer contra él, ni agresión ni incidente alguno, además de reiterar que el día del suceso no se desencadenó ninguna discusión entre ambos.

El acusado ha indicado que tanto él como su mujer toman medicación por que están en tratamiento psiquiátrico, a raíz de un incidente anterior de su esposa con el alguacil en aquellos años de Villalón de Campos -la mujer del acusado denunció por agresión sexual al alguacil, quien fue condenado a siete años de prisión e ingresó en prisión en 2009-.

Durante su declaración como testigo, la esposa del acusado ha constatado también que su marido y unos vecinos estuvieron por la tarde tomando jamón y vino en su casa, que su cónyuge había bebido esa tarde y que ella había tomado unas cervezas por la tarde y después vino, además de haber ingerido las pastillas para su tratamiento psiquiátrico.

Sobre las 2.15 o las 2.30 horas se marcharon los vecinos del domicilio, ella se sentó en el sofá y ya no se acuerda de «nada», ha narrado la mujer, de la misma edad que su marido, 57 años.

Ha insistido en que sólo recuerda que ya en el hospital dijeron que tenían que operarla, ha reiterado que nunca fue víctima de malos tratos por parte de su esposo y, preguntada por si dijo en el Juzgado que tropezó y se cayó, ha respondido que «lo diría inconscientemente», por que no recuerda nada.

Ha precisado que ella no ha pedido la separación ni el divorcio y ha opinado que su marido es «incapaz de hacer una cosa de esas, en la vida», en referencia a que la apuñalara.

Un guardia civil que acudió a la vivienda tras el suceso y que ha comparecido hoy como testigo ha manifestado sin embargo que preguntó dos veces a la mujer qué había pasado y ella le dijo que había sido su marido, a la vez que ha explicado que la mujer estaba consciente en aquellos momentos, pero «prácticamente grogui», con síntomas evidentes de haber consumido alcohol, igual que el esposo esa madrugada. Está programado que la vista continúe mañana con más declaraciones y la exposición de los informes finales de las partes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos