Absueltas las hermanas acusadas de traer engañada a su prima y prostituirla en un club

Absueltas las hermanas acusadas de traer engañada a su prima y prostituirla en un club

Fiscalía había pedido once años y tres meses de cárcel para Marcia y ocho para Cirila

El Norte
EL NORTEValladolid

La Audiencia de Valladolid ha dictado sentencia absolutoria en el caso de las dos hermanas de origen dominicano, Marcia y Cirila L.P, que habían sido acusadas de traer engañada a su prima, Loli, desde República Dominicana en 2015 para una vez en España obligarla a prostituirse en un club de carretera de Tordesillas.

El fallo absolutorio de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial, frente a la petición de once años y tres meses de cárcel para la primera de ambas hermanas y ocho para la segunda formulada por el fiscal, se basa, fundamentalmente, en la "falta de credibilidad" de la presunta víctima ante las "claras contradicciones" cometidas sobre lo sucedido, lo que ha provocado que tuviera que ir cambiando su versión de los hechos, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La sentencia, de 22 páginas, entiende que no han quedado probados ninguno de los delitos imputados a las procesadas-trata de seres humanos con fines de explotación sexual y tráfico de seres humanos-por cuanto a lo largo del juicio ha quedado patente que la denunciante tenía libertad de movimientos para viajar, no había sido privada de su pasaporte y teléfono móvil y, además, mantenía contactos con su familia y abierta una página de facebook.

La resolución era la esperada después de que a la conclusión del juicio el tribunal no dictara auto decretando el ingreso en prisión de las dos procesadas, medida que, en cambio, sí había adoptado en otros casos en los que la Sala había llegado a la convicción sobre la culpabilidad del encausado o encausados y evitaba con ello el riesgo de fuga, dado lo elevado de las penas a imponer.

En el presente caso, la absolución se produce pese al testimonio del jefe de la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional en Valladolid, quien durante la segunda sesión del juicio se mostró rotundo al afirmar que el caso de las hermanas Marcia y Cirila L.P. era uno de los más claros de trata de seres humanos en su trayectoria profesional.

Después de que en la primera sesión la víctima ratificara punto por punto el contenido de la denuncia presentada en noviembre de 2016, la declaración del máximo responsable de la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional constituía una de las principales bazas de la acusación pública, ya que el agente recordó que la víctima acudió a comisaría por voluntad propia para denunciar su situación totalmente "atemorizada", con lo que no fue hasta una segunda entrevista, una vez lograda su confianza, cuando se le pudo "extraer" que sus propias primas eran las culpables de su pesadilla.

"¡Las denuncias de este tipo son súper complicadas , se pueden contar con los dedos de la mano. Para mí, es uno de los casos más claros de trata de seres humanos desde que me hice cargo de la brigada en 2008. Es impensable que esta joven viniera a comisaría para contar lo que ha vivido!", mantuvo con firmeza el policía, quien incidió también en que los 'pinchazos' telefónicos practicados al móvil de Marcia reflejan las conversaciones que ésta mantuvo desde España con familiares en su país de origen planeando el viaje de alguna otra joven.

En una de ellas, Marcia reconoce haber "ganado" 150.000 pesos a la víctima, mientras que en otra comenta con un familiar la posibilidad de traer a otra chica y hablan sobre su aspecto físico, "como si fuera un animal" y con el único propósito de sacarle un beneficio en España explotándola también sexualmente, apuntó el Fiscal, quien en su alegato final se apoyó igualmente de una libreta de la acusada hallada en un registro en su piso de Mojados (Valladolid) con numerosas anotaciones sobre cantidades y nombres de chicas a las que la presunta tratante no supo dar explicación alguna.

Libreta con nombres y cantidades

"Hay elementos súper claros, no sólo la libreta sino también el envío a República Dominicana de ingentes cantidades de dinero a nombre de personas del entorno de las acusadas", indicó el jefe de Extranjería, quien recordó que el propio itinerario seguido por la víctima desde su país hasta España, con escalas en Hamburgo (Alemania) y Zúrich (Suiza), en lugar de elegir viaje directo a Madrid, se enmarca en el 'modus operandi' de este tipo de organizaciones que logran de este modo que los visados falsos facilitados a estas mujeres no sean detectados.

El testigo policial, a preguntas del fiscal, fue igualmente muy claro al asegurar que en el presente caso, de libro según él, "los tratantes saben que el punto débil de las víctimas, como el de Loli, son su familia -en el caso de Loli, su madre y su hijo, que permanecían en Santo Domingo y eran fácil presa de posibles represalias, y la falta de papeles en regla, de ahí que permanecen fácilmente controladas, sin que estén necesariamente encerradas dentro de un club".

Argiucia para lograr papeles

Sin embargo, tanto Marcia, principal inculpada por la presunta captación de 'Perla' y contactar con una organización en su país para facilitarle papeles y el viaje de avión, como Cirila, en supuestas labores de control de la víctima en el club 'Vaji', donde también ejercía la prostitución, mantuvieron su inocencia y atribuyeron la denuncia de su prima al intento de ésta de lograr su regularización en España, ya que su visado era falso y la única vía para prolongar su estancia era acogerse a la Ley de Extranjería como víctima y pasar a la condición de testigo protegido.

Así, Marcia explicó que fue su prima la que le pidió ayuda para viajar a España y que ella se limitó a prestarle 300.000 pesos, el equivalente a 6.000 euros, y que una vez en España 'Perla' le abonó 2.100 euros y se comprometió a pagarle el resto de la deuda contraída, sin que la acusada la marcara plazos ni ejerciera sobre la denunciante presión alguna.

"Pasó 18 días en mi piso de Mojados y un día me dijo que quería trabajar en el oficio más antiguo del mundo", sostuvo Marcia, que, según sus propias palabras, puso a su prima en contacto con una amiga para que la consiguiera una plaza en el club de alterne 'Vaji' de Tordesillas, como así ocurrió y donde comenzó a prostituirse a partir del 5 de octubre de 2015.

La acusada mantuvo que su prima acabó pagándole la deuda, en total 8.150 euros, y que mientras tanto 'Perla' acudía a su piso de Mojados para dormir y comer cuando salía del club. Fue a raíz de un viaje que Marcia realizó en septiembre a República Dominicana cuando, como así aseguró, a su regreso perdió la pista a la denunciante, que ni siquiera le cogía el teléfono.

Sobre el origen de la denuncia contra ella y su hermana Cirila, la encausada insistió en que está motivada por el intento de 'Perla' de evitar su expulsión de España, al tiempo que aseguró que su prima no sólo se ha prostituido libremente en nuestro país sino también a posteriori en Italia y Alemania. "Mi hermana Cirila ya me avisó de que Loli era muy envidiosa y me iba a causar muchos problemas", lamentó Marcia, quien, al igual que su hermana, mantuvo su inocencia y negó haber explotado a su familiar.

El letrado de ambas, por tal motivo, mantuvo su petición absolutoria, como así ha ocurrido finalmente, tras recordar que la presunta víctima mantuvo en todo momento libertad de movimientos en España -ha aportado fotos de la denunciante junto a las acusadas y otras personas de viaje o fiesta en Santander, Benidorm y Madrid en las fechas de su supuesta explotación-e insistir en el objetivo de 'Perla' de garantizar su residencia en nuestro país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos