Abracadabra para los niños de Tudela

Silvia San, en su centro para niños de Tudela./L. N.
Silvia San, en su centro para niños de Tudela. / L. N.
La joven Silvia Sanz se lanza a la aventura de emprender y crea un centro infantil y ludoteca en su pueblo
Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

Su tesón e ilusión han sido sus mejores aliados a la hora de sortear todas las dificultades relacionadas con la puesta en marcha de su negocio. Ella es Silvia Sanz, una joven de 27 años que ha abierto Abracadabra, un centro infantil y ludoteca ubicado en su pueblo, Tudela de Duero. No tenía claro hacia dónde quería dirigir su vida laboral. No muy convencida hizo un grado superior de animación sociocultural y ahí fue donde descubrió su pasión por los niños. Después se apuntó a un curso de monitor de ocio y tiempo libre y vio que estar rodeada de pequeños era lo suyo, así que decidió estudiar el grado universitario de educación infantil. «Siempre he compaginado mis estudios con trabajos de camarera, comercial, cuidadora niños, profesora particular y monitora en diferentes empresas. Además, desde hace cuatro años trabajo para el programa Conciliamos de la Junta de Castilla y León durante los meses de verano», explica Silvia.

Reconoce que siempre tuvo inquietud por emprender y hace dos años, al finalizar la carrera, esa ilusión por tener su propio negocio, se fue haciendo más y más grande. «Había dos cosas que tenía muy claras. Quería montar una ludoteca y que fuera en mi pueblo, ya que hay mucha población infantil y se necesitaba un servicio de ocio para los niños y también de conciliación para los papás. Acudí a la Cámara de Comercio donde me ayudaron mucho a la hora de redactar mi plan de empresa, especialmente en la parte financiera, que es lo que yo más desconocía. Tuve la suerte de contar con el apoyo de una mentora, Henar Cáceres, una profesional de este sector, que me orientó muchísimo a la hora de definir todos los servicios y los planes de precios», reconoce esta emprendedora, quien también contó con el respaldo de Iberaval.

Emprendedora.
Silvia Sanz Hierro (27). Maestra de Educación Infantil.
Fecha de inicio de la actividad.
26 de septiembre de 2017.
Contacto.
Avenida de Valladolid 39. 47320 Tudela de Duero (Valladolid). www.ludotecaabracadabra.es. Telf: 625 830 288.

Lo más complicado para ella fue la búsqueda de local. Encontró uno que se ajustaba a sus necesidades, pero en el último momento, no pudo hacerse con el alquiler. En mayo, cuatro meses después de aquel disgusto por la pérdida del local, apareció otro que se ajustaba a lo que ella buscaba. Esta vez se apresuró para no perderlo. «Coincidió que en ese momento, una de las guarderías de Tudela de Duero cerró y el Ayuntamiento me planteó la posibilidad de que mi ludoteca ofreciera también servicio de centro infantil. Lo estuve sopesando y vi que tenía la formación necesaria y la capacidad para hacer frente a esta nueva línea de negocio. Así que me lancé de lleno a ello», continúa esta joven. Tras la reforma, el pasado 26 de septiembre, Abracadabra abrió sus puertas.

Por una parte, Silvia ofrece servicios de centro infantil para niños de 0 a 3 años, con inscripción por meses completos, días u horas sueltas. «Se trata de dar una flexibilidad total, sobre todo para aquellos padres que trabajan a turnos», concreta. Su horario es ininterrumpido de 09:30 a 21:30 horas. «Los niños pueden traer su desayuno, almuerzo o merienda de casa y no se cobra nada por dárselo. Considero que la alimentación de los pequeños es algo fundamental, por ello, cuido la comida al máximo detalle y cuento con un servicio de catering con menús muy variados y caseros», concreta esta joven, quien está pendiente de la resolución de una ayuda de la Junta de Castilla y León dirigida a emprendedores menores de 30 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Diariamente Silvia se acerca hasta los colegios de Tudela para recoger a los niños y llevarles a su centro infantil para la comida o para el servicio de continuadores. «Todos mis precios son muy económicos. Además, he hecho la preinscripción en el Registro de Centros Infantiles de Castilla y León con el objetivo de que los papás puedan deducirse los gastos escolares en su declaración de la renta», especifica.

El servicio de ludoteca va dirigido a niños desde los 3 a los 12 años que quieren pasar allí sus ratos de ocio y celebrar su cumpleaños de una forma muy divertida, con pintacaras, globoflexia o minidisco, según prefiera. «Procuro plantear juegos y actividades que sirvan para que los niños aprendan mientras juegan y con los que puedan desarrollar distintas habilidades», afirma esta emprendedora, quien también da apoyo escolar y en breve dispondrá de un servicio de animación a domicilio para eventos.

Silvia cuenta con una persona en prácticas que le ayuda en su día a día con los niños. Además, para fiestas y momentos puntuales, contrata a personal de apoyo. A pesar de llevar muy poco tiempo en activo, esta joven está encantada con el rumbo de su proyecto empresarial. «He superado todas mis expectativas. En tan sólo dos meses, ya tengo niños en todos los servicios y he celebrado un gran número de cumpleaños. El boca a boca en este sector es lo que mejor funciona. Si un papá está contento con el centro que atiende a su hijo, sin duda, se lo va a recomendar a los demás. Así que me esfuerzo cada día por prestar el mejor servicio», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos