En el Foro de la Economía del Agua: el modelo de gestión es «irrelevante» si prevalece el interés general

Delacámara en el Foro de la Economía del Agua
Delacámara en el Foro de la Economía del Agua / Gabriel Villamil
  • Gonzalo Delacámara, director y portavoz del Foro de la Economía del Agua no ha defendido un modelo concreto para la ciudad de Valladolid

Delacámara ha dado una rueda de prensa esta mañana con motivo del Foro de la Economía del Agua que se celebra en la ciudad. En ella no se ha atrevido a defender un modelo de gestión para Valladolid pero sí ha declarado que el modelo de gestión (público o privado) del agua es «esencialmente irrelevante» siempre y cuando lo que prime es el interés general.

En este marco considera que lo que no debe haber son modelos «excluyentes», dado que la cooperación público-privada funciona incluso en la gestión «esencialmente pública». Ha insistido en la importancia de construir «alianzas» entre el sector privado, público y la sociedad civil. Teniendo en cuenta referencias internacionales, reconoce que hay buenas prácticas tanto en casos de gestión pública, como privada, como también en modelos mixtos.

En cuanto a los precios que finalmente se paga por la gestión del agua, Delacámara ha defendido que no debería de haber una diferencia y ha aclarado que en la práctica no hay una pauta que indique lo contrario dependiendo. En este punto ha advertido que es una cuestión errónea que se plantea al ciudadano.

Como segundo punto en relación con los ciudadanos ha señalado que el abastecimiento poblacional esté garantizado por ley en España, de manera que nunca se termina de percibir el riesgo en caso de sequía, aunque sí se va a ver en el conflicto con los regantes.

Alcantarillado

A este respecto, ha señalado que hay otros desafíos que pueden incidir en esta cuestión, ya que aunque no hay una presión del agua como recurso sí hay una red de abastecimiento y de alcantarillado muy envejecida.

En concreto, ha recordado que el 20 por ciento de la red de abastecimiento tiene una vida superior a los 55 años, lo que ocasionalmente provoca roturas y cortes de suministro, mientras que el 30 por ciento de la red de alcantarillado supera los 63 años.

Así, es necesaria una inversión importante, incluso la Corporación municipal insiste en la importancia de destinar 230 millones de euros en los próximos 15 años a su renovación, algo que hay que hacer "sí o sí", por lo que la discusión no pasa tanto por el modelo sino por ver quién va a ser capaz de garantizar que esas inversiones, así como otras para nuevas tecnologías en la gestión del agua se desarrollan.