Carmen Pérez posa enfrente de la plaza del mercado.
Carmen Pérez posa enfrente de la plaza del mercado. / Diario Montañés

«Alhambra Nievas es el ejemplo de lo que queremos las mujeres en el deporte»

  • Anima a los vallisoletanos a que se acerquen hoy y mañana a la Plaza Mayor para conocer la labor de la mujer en el deporte

Ser deportista muchos lo relacionan con la fama y el dinero que uno puede ganar en el mundo del fútbol, pero existen otros deportes minoritarios en los que jugar en la elite no garantiza poder vivir exclusivamente del deporte. Y si esto se extrapola al mundo del deporte femenino hace que todo se complique más. Carmen Pérez es jugadora de rugby y sabe de las complicaciones de compaginar su trabajo de fisioterapeuta con el deporte, mientras su marido, también jugador de rugby, puede vivir exclusivamente con su sueldo de deportista.

Tras varios años como deportista de élite y un palmarés envidiable, ¿ve tantas diferencias entre hombres y mujeres en el deporte?

Llevo practicando deporte toda mi vida. Empecé con la natación y hace cuatro años comencé a jugar al Rugby. Entre hombres y mujeres existe mucha desigualdad en el deporte. Cobramos menos, debemos muchas veces compaginar el trabajo con el deporte y no tenemos los mismos reconocimientos que los hombres.

Y al final, ¿cree que eso influye a que muchos decidan dejar su pasión por el trabajo?

No nos da para vivir solo con el deporte y en ocasiones se hace muy complicado compaginar el trabajo con los entrenamientos y partidos, pero si hacemos esto es porque nos encanta, aunque nos gustaría poder centrarnos exclusivamente en el deporte. Yo tengo la suerte de ser fisioterapeuta y poder trabajar en casa como autónoma lo que me da más libertad para organizarme.

¿Cómo se enfrenta una mujer de un deporte minoritario al día a día?

Vivimos en un futuro incierto, porque no sabemos en algunos momentos que puede ser de nosotras. Muchas veces no cobramos al día y eso complica mucho las cosas. Por ejemplo, mi marido también juega al rugby en un equipo de primer nivel en España y él si puede vivir de ello. Entrenamos las mismas horas y hacemos lo mismo, pero él cobra un sueldo que le permite vivir exclusivamente del deporte y yo no. Esa es la gran dificultad a la que nos enfrentamos.

¿Qué se siente al ver a Alhambra Nievas como la mejor árbitro del mundo?

Alhambra es el vivo ejemplo de lo que queremos las mujeres en el deporte. Ella ha luchado el doble que el resto para llegar a donde está y que se le reconozca. Debemos pelear porque la noticia no sea que una mujer arbitre la final de la Copa del Rey de Rugby, por ejemplo, y que sea algo normal. Estamos capacitadas para hacer lo mismo que los hombres y Alhambra es un claro ejemplo de ello.

El Tour Iberdrola se crea para fomentar la participación femenina en todos los ámbitos del deporte, ¿cómo cree que sería posible facilitar esta participación?

Las propias deportistas debemos aportar nuestro granito de arena e iniciativas como la de Iberdrola nos ayudan a avanzar en que cada vez haya más deporte practicando deporte y deportistas de élite. Hay que hacer llamamientos a la gente, mostrar que el deporte femenino es igual de competición y trata de atraerla a ver deporte femenino, que la verdad es que ahora está en auge.

¿Se llegará algún día a la igualdad entre los deportistas?

Lo veo muy difícil sinceramente. La cultura del deporte que existe hace que se vea mucho más el deporte masculino que el femenino, pero poco a poco, con iniciativas como Iberdrola vamos acercándonos al deporte masculino. Al final estaremos en un punto cercano a la igualdad, pero por la cultura que tenemos no creo que llegue a existir equidad absoluta.

¿Cómo de importante es la buena alimentación y los buenos hábitos para ser deportista de élite?

Son fundamentales. Mis entrenadores siempre me han remarcado que para estar entre los mejores es fundamental la alimentación, el descanso y los entrenamientos. A eso yo le sumo la constancia y la pasión. Si no tienes pasión por lo que haces poco importa lo demás.

¿Qué es lo mejor que le ha dado el Rugby?

Apenas llevo cuatro años jugando, pero el rugby se ha convertido en mi vida. En apenas unos años este deporte me ha aportado muchas cosas. Desde unos valores que no se ven en otros deportes, a grandes amigos, o haber podido disputar un Mundial con la selección. Incluso el rugby me ha permitido conocer a mi actual marido. Creo que poco más puedo pedir.

¿Cómo va a ser la parada del Tour Iberdrola en Valladolid?

Será la primera vez que tenga la suerte de estar en una de estas paradas. Estaré durante toda la mañana del domingo en lo que espero que sea una gran jornada. Se espera una temperatura inmejorable así que animo a todo el mundo a que se acerque a la plaza mayor en la que trataremos de promocionar y acercar el deporte femenino.