El procurador socialista Pedro Luis González, durante el debate de su propuesta en las Cortes.
El procurador socialista Pedro Luis González, durante el debate de su propuesta en las Cortes. / M. M.

El traslado de la sede del Ecyl de Cadenas de San Gregorio se paraliza, por ahora

  • El PP recuerda que el cambio no está cerrado, ante la petición en bloque de la oposición de que siga en el centro

El grupo parlamentario popular insistió ayer en que la Consejería de Economía aún no ha tomado la decisión definitiva del traslado de la oficina del Ecyl de San Pablo a Huerta del Rey ante la petición en bloque de la oposición de exigir a la Junta que mantenga las dependencias actuales en la calle de Cadenas de San Gregorio, o por lo menos estudiar alternativas más próximas. El PP tumbó con su mayoría en la Comisión de Economía la proposición no de ley presentada por los socialistas y apoyada tanto por Ciudadanos como Podemos. Con una votación inusual, secreta a petición de los populares, el PP rechazó con 9 votos la propuesta del PSOE, que logró aunar a la oposición aunque los 8 votos no fueron suficientes para arrancar un compromiso a Economía de permanencia del Ecyl en el centro.

Las sombras sobre la elección del nuevo local, un bajo en el número 3 de la calle Morena, saltaron durante las intervenciones de la oposición que cuestionó de forma reiterada la falta de criterios en la elección de las nuevas dependencias. El procurador socialista Pedro Luis González calificó el cambio de «auténtico desmadre y desbarajuste», y apuntó al traslado como respuesta a que a «alguien de la Junta de Castilla y León se le haya ocurrido que haya que trasladarse a la calle Morena porque parece ser que el local es de un promotor inmobiliario bastante conocido en Valladolid». «Alguien al consejero se la está jugando», enfatizó. Para el parlamentario socialista, el traslado es solo la «punta del iceberg» de lo que queda por venir. Ante las dudas de posibles irregularidades, González solicitó el voto público por llamamiento para «evitar a los procuradores populares puedan caer en algún tipo de responsabilidad patrimonial».

El procurador del PSOE también inquirió al PP sobre si Economía ha estudiado la posibilidad de trasladarse a un local más próximo al actual, y recordó que el Ejecutivo posee el Instituto de Santa Teresa. Asimismo preguntó sobre si la consejería ha estudiado el transporte para llegar a la nueva ubicación que tendrán que utilizar los desempleados que vayan hasta allí, si ha detallado la reorganización de los usuarios tal y como se prevé, o si ha habido concurrencia competitiva. Además, pidió información sobre el coste del alquiler del local de la calle Morena, dado que el actual asciende a 39.000 euros, aunque «tratándose de la Junta no es extraño que cueste más», ironizó. En la misma línea se expresó Belén Rosado, de Ciudadanos, quien consideró que «falta transparencia en este proceso» y recordó que el cambio debería contar con un informe económico, y exigió que se escuche a los ciudadanos.

La procuradora de Podemos, Adela Pascual, también criticó la decisión del Gobierno regional, y sostuvo que es una mala política de la Junta la de pagar alquiler cuando se poseen edificios públicos

El portavoz popular, José Máximo López Vilaboa, recordó que el PP no es la Consejería y que existe la separación de poderes, y mostró su sorpresa por la petición de votación por llamamiento cuando el debate es como otro cualquiera. López planteó una propuesta que no aceptó el PSOE para instar a Economía a buscar «un local en las proximidades».