Valladolid solo subvencionará si la empresa hace fijos a los trabajadores

Empresarios, sindicatos y miembros del equipo de Gobierno, en la Mesa del Diálogo Social
Empresarios, sindicatos y miembros del equipo de Gobierno, en la Mesa del Diálogo Social
  • La mesa del Diálogo Social bendice las nuevas ayudas para consolidar negocios y fomentar las ventas en el exterior

No habrá respaldo municipal a la precariedad, a los contratos temporales, a los trabajos a tiempo parcial. La mesa del Diálogo Social –liderada por el Ayuntamiento y en la que participan la Confederación de Empresarios (CVE)y los sindicatos– bendijo las líneas generales del Plan de Empleo 2017 (integrado en una amplia estrategia local), que contempla una inversión de 4,5 millones de euros encaminada a rebajar la tasa de paro en la capital y a respaldar iniciativas empresariales que promuevan nuevas contrataciones.

El concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, celebró al término de la reunión que tuvo lugar ayer en Alcaldía, la «buena sintonía» de los implicados en la Mesa del Diálogo Social, que han contribuido a fijar la nueva política de empleo municipal. Con carácter general, se suprimen las ayudas (sí existieron el año pasado)para los contratos temporales y a tiempo parcial. «Todos el esfuerzo presupuestario (1,5 millones)se destinará a fomentar las contrataciones indefinidas y a tiempo completo», tanto de nueva creación como de transformación de puestos temporales en indefinidos . En estos casos, el trabajador contratado debe proceder del desempleo y estar empadronado en la capital y la empresa también deberá estar radicada en el término municipal de la ciudad.

Durante el año pasado, ya se volcaron las subvenciones hacia esta modalidad, puesto que tres de cada cuatro ayudas llegaron a empresas que hicieron contratos indefinidos. Ahora, tan solo se establecerá una excepción –acordada con sindicatos y empresarios–, para contratos temporales de al menos un año de duración, siempre y cuando beneficien a colectivos muy concretos, como parados de larga duración o desempleados con más de 45 años y difícil inserción laboral.

Las ayudas oscilarán entre los 2.000 euros (para esas «contadas excepciones» de contratos a tiempo parcial para mayores de 45 años) hasta los 6.720 euros que percibirá una empresa que contrate a jóvenes menores de 30 años o personas mayores de 45 con claras dificultades de empleabilidad.

Nuria González, secretaria general de UGTValladolid, explicó que estas nuevas condiciones para fomentar la contratación indefinida son «importantísimas, ya que una de las finalidades y necesidades es conseguir la calidad y la estabilidad en el empleo. Los sindicatos no nos cansamos de repetir que no queremos contratos precarios y parciales, porque todo ciudadano tiene derecho a conseguir su propio proyecto de vida».

Menos de 50 empleados

También se han acordado cambios en las líneas de ayudas para la creación de empresas, que este año llegarán de forma exclusiva a negocios que tengan menos de 50 trabajadores. El año pasado, podían acceder a estas subvenciones las compañías con menos de 250 trabajadores. «La experiencia nos dice que casi todas las empresas que se crean ahora en Valladolid son micropymes o negocios de pequeño tamaño, por lo que hemos decidido concentrar ahí los esfuerzos», aseguró Gato. Para este capítulo se destinarán este año 800.000 euros (una partida inicial de 540.000 y otra posterior de 260.000).

La presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Ángela de Miguel, recordó la importancia de apoyar a estas pequeñas y medianas empresas en la creación de un empleo «estable y de calidad que, además, no se ve tan afectado por las deslocalizaciones».

El año pasado, tanto las ayudas al fomento de empleo como a la creación de empresas consiguieron generar 790 nuevos puestos de trabajo en la ciudad, según los datos ofrecidos ayer por el concejal de Hacienda al término de la reunión de la Mesa del Diálogo Social. La intención es que las condiciones concretas para acceder a estas subvenciones se afinen en los próximos días y que antes de un mes se haya publicado la convocatoria en el boletín oficial, para que las empresas interesadas puedan concurrir a ella.

De forma paralela, el Plan de Empleo del Ayuntamiento adopta nuevos proyectos, como Consolida, un programa de apoyo a las empresas «que ya se abren camino» y que requieren necesidades especiales de financiación para crecer en su sector. Al mismo tiempo, habrá propuestas de respaldo económico para compañías vallisoletanas que busquen ampliar su negocio y sus ventas en el exterior.

La concejala de Servicios Sociales, Rafi Romero, apuntó que si bien ya están muy avanzados los acuerdos respecto a las políticas de empleo, ahora habrá que definir las relativas a los aspectos sociales. En esta misma línea incidió Nuria González (UGT), quien recordó que la Mesa del Diálogo Social afrontará en sus próximas reuniones el «impulso fuerte» a la ordenación, clarificación y dotación presupuestaria para las líneas vinculadas con las ayudas a domicilio, de emergencia o las rentas de ciudadanía.