Puente no renuncia al soterramiento, pero lo vincula a la deuda y al traslado de los talleres

Manuel Saravia y Óscar Puente, durante el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Valladolid sobre el soterramiento.
Manuel Saravia y Óscar Puente, durante el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Valladolid sobre el soterramiento. / Alberto Mingueza
  • El Ayuntamiento realizará en breve una campaña informativa «muy intensa» y «barrio por barrio»

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, no renuncia al soterramiento del ferrocarril que divide a la ciudad y aisla a determinados barrios, pero antes se debe cancelar la deuda de 404 millones acumulada del proyecto «para poder avanzar», y trasladar los talleres, ha puntualizado.

Los siguientes pasos serían la construcción del 'by-pass' para el transporte de mercancías, la nueva estación y la «permeabilidad de la ciudad», ha declarado esta mañana ante los medios informativos después de asistir a la inauguración de la XXV Feria de Artesanía de Valladolid.

El problema de la deuda de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV), de la que participan los gobiernos central, autonómico y municipal, se encuentra en vías de solución, pero el resto de la intervención donde se encuentra la integración en superficie será objeto de otro convenio específico.

El principal problema afecta a los vecinos del barrio de La Pilarica, con dos túneles para cruzar las vías, que el alcalde pretende resolver cuanto antes.

El Ayuntamiento de Valladolid realizará en breve una campaña informativa «muy intensa» sobre el soterramiento del ferrocarril «para explicar a los ciudadanos de dónde venimos, dónde nos encontramos y hacia dónde nos encaminamos».

La campaña se realizará «barrio por barrio» empezando por La Pilarica, «con todo detalle y transparencia», ha concluido.