La Policía Municipal requisa dos BMW tras una persecución a sus conductores por la ciudad

  • Uno de los conductores no había pasado la ITV y el otro, que ha sido detenido, tenía el carné caducado y se negó a pasar un control de alcoholemia

La Policía Municipal de Valladolid ha requisado esta mañana dos turismos BMW tras una persecución a sus conductores por el centro de la ciudad y comprobar, a posteriori, que uno de ello no había pasado la ITV y que el otro, quien ha sido detenido, no solo conducía con el carné caducado sino que se negó a pasar un control de alcoholemia.

Los hechos se han registrado sobre las 04.50 horas cuando una patrulla ha observado cómo dos BMW de la serie 3 circulaban a gran velocidad por el Paseo de Zorrilla, ante lo cual los agentes iniciaron una persecución tras ellos durante la cual sus conductores protagonizaron una peligrosa huida en la que se saltaron distintos semáforos en rojo, informa Europa Press.

Tras parar voluntariamente, los agentes indentificaron a ambos automovilistas y comprobaron que el conductor de uno de los turismos, de 22 años, no había pasado la ITV; mientras que el otro, I.G.A, de 35 años, no solo tenía el carné caducado sino que se había negado de forma reiterada a pasar el control de alcoholemia solicitado por los policías ante los evidentes síntomas de encontrarse bebido.

Por ello, los agentes han requisado ambos turismos, que han sido trasladados hasta el depósito municipal en El Peral, y además han detenido al segundo de los conductores por su negativa a realizar el control de alcoholemia.