La Policía investiga cómo llegó al poder del joven de 29 años un arma de guerra y la munición

Calle Villabáñez donde ocurrió el tiroteo.
Calle Villabáñez donde ocurrió el tiroteo. / RICARDO OTAZO
  • Los disparos en la calle Villabáñez alcanzaron al vehículo de un taxista vallisoletano, que regresaba a casa tras la jornada

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

¿Cómo ha llegado un arma de guerra prohibida para su uso civil en España al barrio de Pajarillos? Esa es la pregunta a la que tratan de dar una respuesta los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía, después del suceso ocurrido con disparos a primera hora de la madrugada de este jueves en la calle Villabáñez.

El tiroteo, en el que no se registraron heridos, se produjo sobre la 1:15 horas. La sala conjunta del 091-092 recibió una llamada telefónica en la que se informaba de que un individuo había efectuado varios disparos que habían impactado inicialmente en dos turismos que se encontraban estacionados a la altura de los números 27 y 29 de la calle Villabáñez.

Varias patrullas de la Policía Nacional y Local se desplazaron hasta el lugar comprobando los hechos. Agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), Brigada Provincial de Científica y de Seguridad Ciudadana, inspeccionaron la calle y tras desarrollar una serie de gestiones de investigación, determinaron el origen de los disparos, que situaron en uno de los bloques de dicha calle.

El edificio desde donde se habrían realizado los disparos se encuentra a unos cuarenta metros del paseo Juan Carlos I, y cerca de la oficina de empleo y del Centro Ocupacional de la Junta.

Con los testimonios de varios vecinos, los agentes lograron identificar al presunto autor de los disparos, al tiempo que localizaron y se incautaron del arma que había sido utilizada.

Se trata de un fusil de asalto AK-47, conocido popularmente como Kalashnikov, el ingeniero ruso que lo diseñó. La Policía ha recuperado además abundante munición (alrededor de 80 balas) y dos cargadores, que permiten realizar cerca de una veintena de disparos sin recargar.

Según explicaron fuentes policiales, la persona detenida por utilizar este arma de combate es un varón de 29 años que tiene antecedentes policiales por delitos de naturaleza común. El individuo pasó toda la jornada de ayer en dependencias de la Comisaría de Delicias, y será puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia en las próximas horas.

Los investigadores estuvieron en la tarde de ayer recogiendo testimonios para aclarar cómo había llegado el fusil de asalto, que utilizan también algunas unidades del Ejército de Tierra español, hasta la vivienda del barrio de Pajarillos.

El suceso provocó ayer sorpresa en esta zona de la ciudad, en la que por la tarde se hacían corros para comentar el tiroteo y cuáles podrían ser los motivos por los cuales el autor decidió emplear este arma pasadas las doce de la noche, una hora en la que muy poca gente transitaba. Sin embargo, los disparos sí alcanzaron, además de a los cristales de un Ford Mondeo y las ruedas de una furgoneta, al vehículo de un trabajador del taxi, que en ese momento regresaba a su casa tras finalizar la jornada.

El taxista se dirigía por el comienzo de la calle Villabáñez hasta la avenida de Juan Carlos I. Fue entonces cuando, al menos cinco proyectiles, alcanzaron al Citroën después de rebotar en el suelo. El dueño, un taxista que está asociado a la cooperativa de la Agrupación Radio Taxi, sintió un ruido en la carrocería sin darse cuenta que las balas podrían ser de un arma de fuego.

Los daños a este tercer vehículo se han producido en la parte izquierda de la marcha, y han afectado al depósito de los frenos. También se produjo otro impacto en la puerta de atrás del Citroën, que quedó a unos 50 centímetros de donde se sentaba el taxista.

Pese a estos indicios objetivos, fuentes de la Comisaría Provincial resaltaron que todo apunta a que los disparos con el fusil no tendrían ningún objetivo personal.

Silencio vecinal

Algunos testimonios recogidos ayer en Pajarillos señalaban el comportamiento agresivo del detenido. Vecinos de un edificio próximo también guardaban silencio cuando se les preguntaba si conocían al arrestado.

«Pasa otra cosa en el barrio y te enteras de todo, pero con lo de anoche silencio. No se ha oído nada, ni se va a oír», comentaba el cliente de una cafetería situada en la calle Tordo. Tras la inspección ocular de los agentes, los dueños de los turismos llevaron al taller los mismos.

No es la primera vez que se encuentran armas de guerra en la capital vallisoletana. En diciembre del 2008, en otra operación policial, en la que se realizaron también disparos, los agentes localizaron un subfusil de asalto kalashnikov. Fue en la calle Costa Dorada, en el Barrio España. Días después, en el cementerio de El Carmen se empleó otra.

Estas armas ligeras suelen entrar a través de Portugal y se puede comprar en el mercado ilegal por algo más de unos 2.000 euros.

"El freno dejó de funcionar"

El final de la jornada de A. podría haber terminado en una tragedia por el hecho de pasar a esa hora de la noche por la calle Villabáñez de regreso a su vivienda. Este taxista vallisoletano ayer por la tarde no se había repuesto del susto, por el que ha tenido que coger la baja médica.

«Es una vergüenza que nos pueda pasar algo a la gente que estamos trabajando. Iba para casa cuando sentí el ruido por debajo del coche. El freno dejó de funcionar poco a poco. Inicialmente no lo relacioné con posibles disparos. Fue a la altura del número 10 de la calle Mirlo cuando paré y observé los daños. Al ver el impacto, también en la puerta, llamé a la Policía que acudió hasta allí», explica el chófer de transporte público.

Dando gracias por no haber sufrido herida alguna, la preocupación ahora del taxista vallisoletano era saber quién le va a pagar los daños de un coche que había comprado hace tres meses, y que cuenta con 8.000 kilómetros.

«Es un coche nuevo que hay que reparar. No tengo claro que el seguro cubra con el coste de los daños por balas. Tendré que buscar ahora a un abogado para que me lo mire», señaló.