Luis Vélez.
Luis Vélez. / A. L.

El concejal de Movilidad intenta forzar un encuentro con Economía para aprobar las tarifas de Auvasa

  • Luis Vélez dice que la no aprobación de las mismas impedirá que el bono bus para parados y bono joven puedan utilizarse desde marzo

El concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, se reunió ayer con el director general de Transportes de la Junta, Ignacio Santos, para tratar de analizar la situación creada por la no aprobación por parte de la Comisión de Precios de Castilla y León de las nuevas tarifas de Auvasa, que deberían de entran en vigor el próximo 1 de marzo. El encuentro se realizó por la mañana en la sede de la Consejería de Fomento, y a la misma acudieron dos técnicos.

El edil, que preside también el consejo de administración de Autobuses Urbanos de Valladolid, expresó su malestar por la decisión de la Comisión regional de rechazar las tarifas, algo que salió adelante por los votos en contra de los dos representantes de Cecale y CC OO. El de la Junta se abstuvo, mientras que el miembro de la Federación Regional de Municipios y Provincias votó a favor. Tanto Vélez como el director general de Transportes coincidieron en la necesidad de resolver el problema.

La no aprobación de los nuevos precios, argumentada por una subida excesiva de algunos de los servicios, impide a una semana vista que entren en funcionamiento los bonos para que los desempleados con escasos recursos y estudiantes puedan viajar en la flota municipal a precios más reducidos.

Vehículos y equipos preparados

Luis Vélez explicó que los vehículos y equipos están ya preparados para utilizar las nuevas tarjetas, una de las cuales (la del abono metropolitano combinado) se hace de común acuerdo con la Junta.

El Consistorio ha solicitado una reunión con la directora general de Comercio, que preside la Comisión de Precios, para tratar de buscar una «solución razonable». Auvasa pretende evitar la presentación de un recurso contencioso-administrativo, por la decisión de no aprobar los precios, lo que supondría retrasar más tiempo la prestación de una política de movilidad de viajeros, no solo para la capital vallisoletana, sino también para municipios del alfoz, como Laguna de Duero, Arroyo, Zaratán o La Cistérniga. En el caso de que no entrasen en vigor los precios de marzo, se prolongarían las actuales que excluyen tarifas planas.

El Consejo de Administración de Auvasa aprobó el 14 de noviembre de 2016 las nuevas tarifas, y días después (el 29) la Junta General de la compañía. El día 2 de diciembre del año pasado el Ayuntamiento registró la documentación en la Consejería de Economía, un día más tarde del fijado por la Junta.

El concejal se volvió a quejar de que aunque la documentación no hubiera podido ser analizada el 21 de diciembre, la dirección general de Comercio, que dirige Irene Núñez, «tenía el mes de enero y parte de febrero para haber dado una respuesta negativa, pero no a 14 días del 1 de marzo. Es absurdo que nos c uestionen el nuevo modelo de tarifas».

El lunes se reunirá el Consejo de Administración de Auvasa, en el que previsiblemente se abordará esta cuestión.