video

Pleno en el que se ha debatido la moción de censura. / J. F.

Susana Suárez seguirá en la Alcaldía de Zaratán al no prosperar la moción de censura

  • El concejal no adscrito vota en contra en el pleno y pacta con el PP

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

No hubo sorpresa en el pleno extraordinario convocado a mediodía de ayer en Zaratán para debatir y votar la moción de censura contra la alcaldesa Susana Suárez, del Partido Popular. La moción de censura fue rechazada tras el acuerdo alcanzado in extremis entre el PP y el concejal Reinerio Braña a última hora de la mañana del lunes, que pasará a formar parte del equipo de gobierno. Desde este momento y hasta el final del mandato, Zaratán contará con estabilidad y mayoría absoluta en su gobierno. La responsabilidad inmediata de Braña en Zaratán está aún sin definir.

Fotos

  • Pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Zaratán

La ubicación de los concejales en el salón de plenos siempre fue premonitoria. La mesa de sesiones en Zaratán tiene forma de uve. En el vértice se sienta, como es lógico, la alcaldesa, Susana Suárez. A su derecha se sienta el Secretario municipal, mientras que a su izquierda lo hace el Interventor. En la parte derecha de la mesa se sientan los otros cinco concejales del PP y el último, junto al público, es el concejal no adscrito, Reinerio Braña, desde ayer miembro del equipo de gobierno, como todos los que se sientan en esa parte de la mesa. Justo enfrente, en la parte izquierda de la mesa se sientan los tres concejales del PSOE, los dos de la Agrupación Independiente de Zaratán (AIZ) y el concejal de IU, que desde ayer quedan en minoría en la oposición.

Alejandra Fernández, número dos en las listas del PSOE y candidata a la alcaldía en la mañana de ayer, encabezaba una moción firmada el pasado 31 de enero por los siete concejales de la oposición, pertenecientes a cuatro partidos políticos, PSOE, AIZ, IU y el concejal no adscrito Braña, que cambió de opinión el lunes y sesgó las esperanzas de la socialista de hacerse con el bastón de mando, al quedar su propuesta en minoría.

Con un irónico u ofensivo, según el ánimo de quien lo escuchó, «feliz día de los enamorados» dirigido a la alcaldesa Susana Suárez por parte del único concejal de IU Toma la Palabra, Miguel Torres, presidente de la mesa ayer al ser el concejal de mayor edad, con que despidió la breve sesión de la que ya se conocía el resultado antes de su comienzo. Las caras de circunstancias de los concejales de la oposición despejaron las pocas dudas existentes antes de que nadie llegara a intervenir.

La primera en hacer uso de la palabra fue la candidata a la alcaldía, la socialista Fernández. Comenzó indicando que «hay que abrir un tiempo de diálogo. Han gobernado como si tuvieran mayoría absoluta, con inmovilismo. Los vecinos se merecen un gobierno que los escuche y que no actúe contra ellos».

A continuación, fue la alcaldesa, Susana Suárez quien tomó la palabra. Habló de «zancadillas. Hemos intentado dialogar, pero se ha dado prioridad a aprovechar nuestra situación en minoría para entorpecer nuestra gestión. Hoy nos traen esta moción de censura carente de fundamento y con argumentos que nada tienen que ver con la realidad, una moción sustentada en el sillón».

Susana Suárez utilizó términos como «debilitar, desgastar, aprovecharse, frenar». La alcaldesa repasó los proyectos realizados en Zaratán en el último año y medio para concluir espetando que «no sé cómo no se les cae la cara de vergüenza al querer hacer uso de los niños y de sus padres preocupados para ponerles en contra nuestra. Es cinismo puro, cuando saben que por parte de este equipo de gobierno estamos en trámites de que se anule la licencia. Es triste que se utilice a los niños por parte de los políticos cuando no existen otros argumentos», en alusión al proyecto de la gasolinera próxima al colegio Violeta Monreal.

El portavoz de AIZ, Vidal Polentinos, habló de «nula transparencia y nos hemos visto hábilmente engañados por la alcaldesa». Miguel Torres, de IU, realizó un alegato de la legitimidad de los votos, de una moción de censura cuando se sufre desde el poder o se propone desde la oposición, explicando que «deberían haber tendido puentes y haber pactado. Ustedes no han metabolizado esto».

La intervención más esperada fue la de Reinerio Braña quien, algo nervioso, razonó que «tras dos semanas de reflexión y muchas conversaciones con mi familia, vecinos, empleados municipales y personas de mi agrupación, decido votar en conciencia porque no me debo a ningún partido. Siempre he sido de aportar y sumar, no de restar. No soy de revanchas. Esta moción no beneficia a Zaratán y responde a intereses partidistas, no a la voluntad real de los votantes. Esta moción es un acto evidente de revancha».

Susana Suárez, una vez confirmada como alcaldesa, agradeció «a Braña por haber dado un paso adelante, por ser valiente y por contribuir a la estabilidad de este municipio». Concluyó agradeciendo el apoyo «a mi entorno, concejales, a Ramiro Ruíz Medrano por su compromiso, y al Delegado Territorial de la Junta, Pablo Trillo, porque su ayuda ha sido constante y decisiva».

Temas