María Jesús Piñero y Susana García, en su tienda de la calle San Lázaro.
María Jesús Piñero y Susana García, en su tienda de la calle San Lázaro. / L. N.

Cuando de la amistad surge una oportunidad de negocio

  • Susana García y María Jesús Piñero fraguaron su aventura empresarial 'Para Ti' tras largas conversaciones

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Moda para hombre y mujer al mejor precio

Hasta 70%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Lleva contigo a tus personajes favoritos

Las mejores marcas a los mejores precios

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Todo el menaje que necesitas al mejor precio!

Hasta 70%

Primeras marcas en menaje para el hogar

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

Renueva tu comedor con muebles de diseño al mejor precio

Hasta 70%

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Amigas y residentes en el barrio de La Victoria. Ellas son Susana García (45) y María Jesús Piñero (47), dos emprendedoras que han puesto en marcha 'Para Ti', una tienda de regalos, complementos y decoración, situada en la calle San Lázaro de su barrio. Sus hijos son compañeros de colegio y ellas pronto fraguaron una fuerte amistad. El emprendimiento era un tema recurrente durante sus largas conversaciones en el parque. Solían hablar sobre la posibilidad de montar un negocio juntas, hasta que finalmente tomaron la decisión de ponerse en marcha. Susana lleva toda su vida trabajando en el sector de las artes gráficas, en el área de preimpresión.

Empezó con 16 años y todavía hoy continúa haciéndolo, desde hace un tiempo con un contrato de media jornada a turnos. «Me gusta mucho mi trabajo, pero siempre me ha atraído la idea de emprender. Cuando nació mi hija solicité la reducción de media jornada y pensé que ahora era el momento perfecto de completar la jornada con mi propio negocio», explica esta mujer que compagina su trabajo de siempre con su nuevo negocio.

Por su parte, María Jesús estuvo trabajando durante dos décadas como administrativa y en atención al paciente en una clínica privada. Después de un ERE de suspensión de 9 meses, finalmente, hace cuatro años, le llegó la carta de despido. Durante este tiempo ha buscado trabajo incansablemente, aunque sin éxito. «He hecho infinidad de cursos de atención al cliente, ofimática, creación de empresas y durante un corto espacio de tiempo trabajé como teleoperadora. El paro me ha pillado en una edad complicada en la que resulta difícil encontrar empleo. Yo sólo quería trabajar, me daba igual en lo que fuera, y por ello, finalmente, decidí emprender con mi amiga», comenta.

Ambas tenían muy claro que querían montar su negocio en el barrio, y estuvieron estudiando las diferentes posibilidades y necesidades de la zona. Primero pensaron en montar una administración de lotería o un estanco, pero los pliegos de condiciones, en especial la necesidad de disponer un local previo a la concesión de la licencia, era un requisito de difícil cumplimiento para ellas. «Después de mucho pensar, decidimos abrir una tienda de regalos, complementos y decoración y en diciembre del 2015 empezamos con la búsqueda de local. Teníamos claro que queríamos instalarnos en una de las calles más comerciales del barrio y nos costó poco encontrar lo que estábamos buscando. Además, tenía unos grandes escaparates, que fue lo que nos terminó por convencer», explica Susana.

A continuación empezaron con la búsqueda de proveedores. Para ello, acudieron a ferias especializadas del sector, como Intergift o Bisutex en Madrid, donde consiguieron contactos muy interesantes. «Emprender es complicado, por ello, nos estuvimos informando mucho. Estuvimos en la Ventanilla Única, en el Ayuntamiento, en la Agencia de Innovación y en Iberaval donde recibimos un gran asesoramiento, aunque es cierto, que la burocracia es muy lenta», añade María Jesús.

Ambas se están beneficiando de la reducción en la cuota de autónomos, lo que para ellas es «una gran ayuda, aunque insuficiente» La acogida que les han dado los vecinos del barrio ha sido excelente, muchos de ellos ya han repetido compras. «Todo el mundo nos felicita por lo bonita que está la tienda, por la calidad de nuestros artículos y por los precios que hemos fijado, que son bastante económicos. En este barrio la gente tiende a comprar en el pequeño comercio y lo cierto es que la Navidad fue una muy buena época de ventas», declaran.

En ‘Para Ti’, estas dos amigas venden todo tipo de artículos para la decoración del hogar, regalos y complementos para él y para ella. «En mi caso, es la primera vez que trabajo cara al público y me está encantando la experiencia. Se me pasan las horas volando», comenta Susana, quien está a media jornada en la tienda, mientras que su compañera hace la jornada completa. «Desde el principio hemos querido ir pasito a pasito, sin ninguna expectativa. Sabemos la ilusión y el trabajo que estamos poniendo en esto y creemos que nos va a ir bien, pero no queremos crearnos falsas esperanzas», añaden. A pesar de los miedos iniciales, ambas están muy satisfechas con la decisión tomada y con el rumbo que está tomando el negocio. «Si hubiera tenido que emprender yo sola, seguramente no lo hubiera hecho. Emprender con una amiga siempre es un gran apoyo», confiesa María Jesús.

Utilizan las redes sociales para difundir sus ofertas y novedades. Además han buzoneado un folleto informativo en barrios limítrofes al suyo, como Puente Jardín, Huerta del Rey y Girón. También van a participar como expositor en algunas ferias y mercados de moda y complementos. «Solo esperamos que esta aventura empresarial nos vaya muy bien y que nos de trabajo para muchos años. Si nos ponemos a soñar… soñamos con poder tener algún día una tienda en la calle Santiago, pero de momento, estamos más que contentas aquí».