El Palacio Real rinde un homenaje a Zorrilla con las obras de cuatro pintores y tres poetas

fotogalería

Inauguración de la muestra sobre Zorrilla en el Palacio Real. / Ramón Gómez

  • Se podrá visitar hasta el 26 de febrero

Cuatro pintores y tres poetas repiten fusión pictórica y literaria en veinte conjuntos artísticos que desde ayer se pueden contemplar en la sala Felipe IV del Palacio Real de Valladolid. Una muestra titulada ‘Zorrilla, mitos poéticos’, con la que este histórico inmueble de la ciudad quiere sumarse a los 200 años del nacimiento de José Zorrilla. «Queríamos sumarnos al doscientos aniversario del poeta y cuando el grupo de artistas ‘Guardar Como’ nos propuso esta iniciativa, no nos pudimos negar», señaló en la presentación de la exposición el coronel José Falcó, gobernador del Palacio, quien dio así las gracias a los autores de la muestra porque «van a contribuir así a que la gente conozca este Palacio Real».

Con la inquietud de promover la cultura en la ciudad de Valladolid mediante diversas artes, ‘Zorrilla, mitos poéticos’ aglutina así la pintura de Juan Carlos Camarero, Eloísa Aguilar, Fernando ‘Sáncar’ y Juan Carlos González en una serie de obras que reflejan desde los personajes, a la personalidad, el teatro y los libros del poeta vallisoletano.

«José Zorrilla colaboró, formó parte de los mitos, rescató del olvido algunos personajes de nuestra historia y creó personajes de fantasía que aún hoy siguen vigentes en la cultura y el teatro», señaló Juan Carlos Camarero, de ‘Guardar Como’.

Con la poesía de Pablo Otero, Inmaculada Calvo y Mar Gómez, la muestra está así pensada por un lado en la persona de José Zorrilla y, por otro, en su obra.

«La temática para cada cuadro y de cada artista ha sido libre, de estilo particular. Casi todos son óleo y acuarela, acrílico, y después han inspirado los poemas, basados en la obra, en los personajes, situaciones de Zorrilla, en el amor, los celos…», añadió Camarero.

La muestra se estructura así en cuatro conjuntos de obra, agrupados por cada uno de los pintores participantes. Cada uno de ellos ofrece cinco obras pictóricas y su correspondiente composición poética. Se encarga de inaugurarla ‘Regreso a Valladolid’, «una estatua de José Zorrilla que después de 200 años quiere saludar a Valladolid, con una pluma y un papel que alude al relevo que quiere dar a los poetas de la ciudad, para que prosigan con su labor», explicó Fernando ‘Sáncar’. Aquí Inmaculada Calvo escribe cómo sería ese regreso, con un último párrafo que dice: «Y aunque nunca me fui, hoy vuelvo a ella, para mezclarme entre la gente y el jolgorio y resucitar conmigo a quien di vida… ¡Una calavera… a una sultana… o a un Tenorio’».

En ‘La magia de los libros’, la segunda obra, de la muestra, Eloísa Aguilar plasma en acuarela, la técnica que le permite dar el movimiento que busca, «ese sentimiento que quiere expresar, pero sin ser nada concreto, porque en los libros hay mucha magia y me deja llenar la fantasía».

Pepa y Pedro

En la colección, además de retratos de Zorrilla y reflejos de su obra, se puede además observar al matrimonio que trabajaba en su casa, Pepa y Pedro, que eran los sirvientes del poeta. Mar Gómez ha sido después la encargada de reflejar en su poema «la esencia que dejaron, que dejó Perico, que era como Zorrilla llamaba a Pedro».

La muestra, como curiosidad, recoge en una de las obras de Juan Carlos Camarero un poema visual y caligrama de Pablo Otero que, bajo el nombre de ‘Esclavo cautivo’, representa en forma de teléfono móvil cómo la sociedad vive atrapada entre las redes sociales, la economía, el consumo y el trabajo.