Condenado a un año por encargar 1.200 botellas de vino a una bodega y no pagarlas

  • El autor logra rebajar la condena al pagar la indemnización y pide la suspensión de la ejecución de la pena tras alegar que padece una ludopatía

La Audiencia de Valladolid ha impuesto una condena de un año de prisión a Ramón A.A.D. al reconocer éste que en 2016 estafó a una bodega de Fompedraza casi 6.000 euros tras encargar 1.200 botellas de vino y, una vez recogida la mercancía, dejar sin abonar el importe del pedido.

Aunque el Ministerio Fiscal solicitaba inicialmente tres años y medio de cárcel, la sustancial rebaja de la condena finalmente impuesta, que incluye una multa de 360 euros, obedece a que el condenado ha abonado esta misma semana al bodeguero en su cuenta el importe de la mercancía estafada, en total 5.808 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

En su sentencia dictada 'in voce', la Audiencia provincial considera a Ramón A.A.D. autor de un delito de estafa, con la agravante de reincidencia--ha sido condenado en otras cinco ocasiones por idéntico delito--y la atenuante de reparación del daño por haber indemnizado a su víctima.

Durante la vista, el letrado del condenado anunció ya su intención de solicitar la suspensión de la ejecución de la condena al alegar la supuesta ludopatía que padece su patrocinado.

Los hechos se remontan al 21 de marzo del pasado año, fecha en la que el ahora condenado acudió a las instalaciones de 'Bodegas Briego' en Fompedraza y concertó la compra de un total de 1.200 botellas de vino 'Briego Vendimia Seleccionada 2014', valoradas en 5.808 euros.

El estafador volvió al día siguiente a la embotelladora para recoger la mercancía, cosa que hizo tras mostrar al dueño en su teléfono móvil una fotografía de la supuesta transferencia hecha al número de cuenta de la mercantil por el importe de la compra, si bien el perjudicado descubrió más tarde que el ingreso no había sido efectuado y que había sido víctima de una estafa.