Federico Gutiérrez y Óscar Calleja (Banco Santander), junto al rector,Daniel Miguel, y el vicerrector Celedonio Álvarez.
Federico Gutiérrez y Óscar Calleja (Banco Santander), junto al rector,Daniel Miguel, y el vicerrector Celedonio Álvarez. / C. B.-UVA

Impulso empresarial a través del plan Yuzz

  • Una veintena de estudiantes buscan formar una empresa a través del programa en el que participa la UVA

Allí estaba Miriam Rueda, una de las treinta investigadoras nombradas por Forbes en su lista «30 europeos de menos de 30» que destacan en investigación. Su futura empresa, Light Energy, se alzó con uno de los premios del programa Yuzz por su proyecto de mejorar la duración de las baterías de los drones con hidrógeno.

Hasta que entró en Yuzz, su idea y la de sus compañeros era una buena idea a la que le faltaban esa multitud de detalles que llevan a un proyecto a convertirse en una empresa. Con Yuzz consiguieron eso que les faltaba y además cierta financiación.​

«Santander Yuzz lleva tres ediciones en el campus de Valladolid», recordó el rector, Daniel Miguel. No es el único, sin embargo. El campus de Palencia también participará en la iniciativa. En Valladolid se han registrado 28 participantes que tienen por delante una serie de actividades que les permitirán desarrollar la idea inicial.

«Durante los próximos cinco meses desarrollarán sus ideas de negocio de forma colaborativa y recibirán asesoramiento personalizado y formación de la mano de distintos expertos», explicó el Parque Científico, escenario de esas actividades, durante la presentación del programa. El BancoSantander es quien soporta el proyecto desde su creación, como recordó Federico Gutiérrez Solana, director del CISE (Centro Internacional Santander Empresa). «Hay cierto sesgo hacia la ingeniería», admitió Gutiérrez, «aunque uno de cada cuatro participantes pertenece a las Ciencias Sociales».

Esta apuesta por el emprendimiento, que puede ser también una forma de contribuir a crear esas empresas dependientes de la UVA (llamadas ‘spin-off’), ha obtenido buenos réditos en los últimos años en Valladolid.

«Yuzz cubre un rango de edades que encaja con universitarios y egresados, entre los 18 y los 31 años», recordó CeledonioÁlvarez, vicerrector de Desarrollo e Innovación Tecnológica. «Nuestro interés no es tanto el autoempleo como fijar población altamente cualificada en Valladolid y su entorno. La idea no es que sean empresas pequeñas, sino que tengan vigencia a largo plazo y acaben por tener cincuenta o cien trabajadores», añadió.

«Llevamos 75 emprendedores asesorados en dos años dentro de este programa y el año pasado tuvimos algunos muy buenos», señaló. Y este año parece que seguirán por la misma senda de calidad. De entrada, uno de los candidatos apuesta por una biorrefinería capaz de convertir biomasa y residuos en productos químicos de alto valor añadido, combustibles y energía.

«Otro proyecto propone incluir microalgas en cervezas elaboradas de forma artesanal con cereales procedentes de la agricultura ecológica», explican en una nota los responsables del programa Yuzz.

A Silicon Valley

Al cabo de los meses de formación, el proyecto mejor valorado permitirá a sus responsables viajar a Silicon Valley para participar en foros de financiación y asesorarse sobre internacionalización y formas de contactar con potenciales inversores. Entre todos los ganadores del país se adjudicarán tres premios de 30.000, 20.000 y 10.000 euros «para acelerar el desarrollo de su negocio».

Ahora mismo el programa Yuzz alcanza a 52 centros (dos en la UVA, los campus de Palencia y Valladolid), lo que supone mil participantes en cada edición.

En la UVA han participado, en las tres ediciones precedentes, 72 emprendedores, 50 hombres y 22 mujeres, que han trabajado en el desarrollo de 52 proyectos empresariales, algunos de los cuales verán la luz en breve.