El Pisuerga, ayer bajo el puente de Poniente, arrastraba 120 metros cúbicos por segundo.
El Pisuerga, ayer bajo el puente de Poniente, arrastraba 120 metros cúbicos por segundo. / R. O.

El Pisuerga sube de caudal

  • Las precipitaciones de los últimos siete días igualan a la media habitual para todo el mes y duplican las registradas en enero

Las lluvias caídas en lo que va de mes han permitido que el caudal del Pisuerga alcance sus niveles habituales para la época después de rozar mínimos históricos. Y no es que exista riesgo alguno de desbordamiento, ni de lejos a corto plazo, a pesar de que el río ha sextuplicado su volumen en los últimos siete días hasta estabilizarse ayer en torno a los 120 metros cúbicos por segundo, cuando hace una semana exacta apenas alcanzaba los 20.

De manera que el Pisuerga ha recuperado por fin el tipo gracias a la lluvia caída durante diez de los últimos trece días, 36,8 litros por metro cuadrado, que viene a ser la registrada en lo que va de invierno, concentrada entre el 26 de enero –en los 42 días anteriores a esta fecha no cayó ni una gota– y ayer mismo.

Solo en lo que va de febrero, por hacerse una idea, ha llovido ya prácticamente la misma cantidad, 26,6 litros por metro cuadrado, que la media habitual para todo el mes (27) y el doble que en enero (10,2 litros). Y para el fin de semana se anuncian lluvias, con una probabilidad del 80%, entre el viernes y el domingo.

Todo ello ha llevado a los ríos de la capital a recuperar su tipo habitual, ya que no solo el Pisuerga ha rozado mínimos atípicos en invierno, con 10,82 metros cúbicos por segundo registrados en enero, sino que el Esgueva alcanzó un nivel de solo 0,84 metros cúbicos hace siete días. El afluente arrastraba ayer un caudal más lustroso de 2,26 metros cúbicos. Los embalses de la Cuenca del Duero, en paralelo, están al 45,5%, casi cinco puntos más que hace una semana.