Elías Aguado y Lauro Arranz, ante la cooperativa de Peñafiel.
Elías Aguado y Lauro Arranz, ante la cooperativa de Peñafiel. / A. O.

Campaspero y Cocope se unen para afianzar su producción y el mercado

  • Las dos cooperativas producen cereal, plantas aromáticas, girasol y colza

Aunque hasta la semana que viene no se formalizará oficialmente la fusión entre la cooperativa asentada en Peñafiel, Cocope, y una de las dos que existen en Campaspero y que comparte nombre con la localidad, el hecho es que ya operan como una sola desde la campaña 2016. Tras los trámites de registro de las pertinentes escrituras, en unos días será una realidad y la cooperativa campasperana se fusiona por absorción con la peñafielense. Ahora, al frente de Cocope ocupando la presidencia está Lauro Luis Arranz Veganzones –Campaspero–, vinculado a ambas cooperativas y que desde hace poco más de dos meses sustituye en el cargo a Gabriel Alonso, quien, incansable tras 24 años como presidente, continuará al frente de Urcacyl, la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León.

Fue hace un año cuando los entonces presidente de ambas sociedades, Gabriel Alonso y Luis Enrique Acebes, entablaron las primeras conversaciones con las que arrancó el proceso. En junio se firmó un acuerdo intercooperativo que permitía a los socios de Campaspero operar como uno más de Cocope y comercializar conjuntamente los productos de la campaña 2016. Finalmente las respectivas asambleas generales, celebradas en noviembre, dieron el visto bueno a la operación. El menor tamaño de la sociedad campasperana aconsejó su integración en Cocope.

A efectos prácticos, se mantendrá la política empresarial, social y laboral, respetando y apoyando una parte el incremento que de ahora en adelante pueda producirse en el ámbito comercial, y, por la otra parte, mantener las instalaciones, trabajadores y zonas de actuación. Sobre estos dos últimos aspectos reflejar que el número de trabajadores alcanza los 68 –mientras que el de socios aumenta hasta los 744 con los 35 que aporta Campaspero– y el territorio de la unión crece en la comarca de Peñafiel hacia la provincia de Segovia, donde Cocope ya tenía socios, como los tiene en Burgos, Palencia y el mayor número en la provincia vallisoletana, dentro de la comarca peñafielense. El número de municipios integrados a través de socios cooperativistas asciende a 27.

El ahora presidente, Lauro Luis Arranz, reconoce el mutuo beneficio de la fusión. Entre esos beneficios se encuentra el de incrementar la actividad y ganar volumen para poder alcanzar con el tiempo el estatus de Entidad Prioritaria Asociativa, lo que beneficiará directamente a los socios a través de distintos aspectos, como puede ser el carácter de las subvenciones.

Desde Cocope están convencidos de que el futuro de las cooperativas pasa por crecer. Y, como prioridad, además de ser fuente de ingresos, atender y solucionar los problemas de los socios prestando servicios como los de asesoría, gestoría, tramitación de la PAC, seguros... Este respaldo a sus miembros es lo que llevan haciendo desde su fundación –50 años cumplirán el año que viene–. Asimismo crecen, diversifican servicios y ponen en marcha nuevos proyectos, como su bodega Pinna Fidelis en Ribera del Duero –que comercializa 1.000.000 de botellas anuales–, una planta de destilación de plantas aromáticas o la fundación que gestiona una moderna residencia de mayores.

En cuanto a los cultivos, el principal es el cereal, abarcando las plantas aromáticas, girasol y algo de leguminosas. Ahora se incorpora la colza, que también comercializarán.