El Norte de Castilla

Descubre cuáles son los barrios con más niños... y los que tienen más vecinos centenarios

Vecinos vallisoletanos, por la calle Santiago.
Vecinos vallisoletanos, por la calle Santiago. / RAMÓN GÓMEZ
  • La capital acentúa la caída de población joven y hay tantos mayores de 80 años como niños

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Hay barrios de la ciudad en los que es más difícil cruzarse con un niño que con un anciano de 90 años. Distritos en los que hay más cachavas que carricoches. En la zona de Hospital, por ejemplo (en el entorno de Santa Clara y la avenida de Palencia) residen 165 peques con menos de cinco años y están empadronados 245 vecinos que superan los 90. Y algo parecido ocurre en Cuatro de Marzo. La capital envejece y la población infantil (aquellos que aún no han cumplido los diez años) mantiene a duras penas su peso en el padrón. Lo refrendan los últimos datos, actualizados a 1 de enero de este mismo año y publicados ayer por el Ayuntamiento.

La ciudad tiene 23.859 habitantes entre los cero y los nueve años. Una cifra casi calcada (23.532) a la de los residentes que ya están por encima de los 80. Si hacemos una comparativa con la pirámide de población de hace un decenio, a 1 de enero de 2008, la capital ha perdido población en todos los tramos de edad, excepto en el de aquellos que ya sobrepasan los 65 años (que ha subido en 16.315 personas).

La situación es especialmente sangrante en el segmento comprendido entre los 20 y los 34 años, donde la pérdida de población se ha cifrado en 26.696 residentes. Una barbaridad, si tenemos en cuenta que este grupo es el más ‘atractivo’ demográficamente por las tasas de fecundidad y por su contribución a la garantía de relevo generacional.

En todo caso, el dato es importante porque cada vez nacen menos niños en la capital. Los alumbramientos registrados en los últimos años (desde 2012) están por debajo de las cifras de hace dos decenios. En 2015, el último año con cifras cerradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de nacimientos fue de 2.238, lejos del pico de 2.789 alcanzado en el año 2008.

El paulatino agotamiento de ambos fenómenos ha reducido el número de nacimientos... y eso es algo que tiene su traducción en la letra pequeña del padrón. En la capital residen 12.869 niños de entre 5 y 9 años. La cifra cae hasta los 10.990 (el 17% menos) cuando nos fijamos entre los menores de 5 años. Este retroceso de la natalidad es especialmente significativo en barrios como Parquesol (-34,4%) y sobre todo los distritos de la zona sur. En Covaresa, Parque Alameda y Las Villas viven 1.451 niños de entre 5 y 9 años... y hay 959 peques de entre cero y cuatro. O sea, una diferencia del 51,3%, lo que subraya el perfil de población de estos barrios del sur, que dispararon su población a principios de este siglo con familias jóvenes que, cada vez, por su edad, tienen menos niños.

Pero todo esto sufre un viraje, pega una vuelta, precisamente en aquellos barrios en expansión. Es verdad que la crisis del ladrillo no da muchas alegrías constructivas, pero hay zonas que sí que han notado un despegue demográfico con la llegada de nuevos residentes. Es el caso de Pilarica (que aprovecha el tirón de Los Santos), el polígono de Argales (con el incremento de Arcas Reales) o Girón (con el auge de Villa del Prado), barrio este último que se ha convertido, junto a Las Flores, en el distrito con más niños.

De forma paralela, claro, habría que ver qué es lo que ocurre en el otro extremo de la pirámide de población, con barrios que registran un padrón cada vez más envejecido. En el Cuatro de Marzo, por ejemplo, hay 612 vecinos (sobre un total de 3.539) que ya rebasan los 80 años. El 17%de sus residentes son de octogenarios para arriba. Es, sin duda, el barrio más envejecido de la ciudad. Pero también merece la pena subrayar el 13%de mayores de 80 años que viven en San Juan, Santa Clara y las partes de Huerta del Rey y el Paseo de Zorrilla más cercanas al centro.

Más información sobre el porcentaje de niños en los barrios de Valladolid, en la edición impresa de El Norte de Castilla del sábado 4 de febrero de 2017