Fachada del bar El Desierto Rojo.
Fachada del bar El Desierto Rojo. / R. O.

Polémica entre los hosteleros por la organización de conciertos en bares cobrando la entrada

  • El colectivo musical Laika denuncia amenazas y la Apeh dice que solo envió una carta informativa para comunicar la normativa vigente

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El colectivo musical Laika ha acusado a la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Apeh) de amenazar con la presentación de denuncias por cobrar entradas en conciertos que se celebren en locales de la ciudad, como el que ofrecerá este sábado el músico local Kiko Sumillera en el pub Desierto Rojo, que finalmente será de acceso gratuito.

Esta agrupación local criticó, a través de un comunicado hecho público en las redes sociales, que este establecimiento recibió una carta por parte de la Apeh «en la que amenazan con denunciar a la Policía cualquier concierto que hagan si se cobra entrada», con lo que consideran que «invocan los fantasmas que años atrás ya intentaron convertir la ciudad en un desierto cultural».

Por su parte, la Asociación del sector de la hostelería ha respondido este miércoles mediante nota de prensa en la que ha incluido una copia de un escrito que asegura haber enviado en los últimos días a establecimientos que tenían programadas actuaciones con venta de entradas.

En él no se hace referencia expresa a la posible presentación de denuncias pero sí que advierten de que han llegado quejas a la Asociación «por las prácticas de algunos bares musicales consistentes en la organización de actuaciones en directo con la venta irregular de entradas».

Asimismo, aseguran que la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Castilla y león de 2006 «prohíbe la venta de entradas por actuaciones musicales en directo, conciertos o cualquier otro tipo de evento organizado en los Bares Musicales», con la excepción de las denominadas fiestas privadas, en las que se restringe el acceso general y sólo se puede acceder mediante invitación. En ese caso, señala la carta, el organizador debería comunicar a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid e instalar a la entrada del local un cartel informativo.

Colectivo Laika había informado en su comunicado que finalmente, el local y los músico Kiko Sumillera y Cifu Alonso, que actuará como artista invitado, habían acordado mantener la actuación prevista para este sábado, pero con acceso gratuito, por lo que se comprometían también a devolver el dinero a quien ya hubiera adquirido los pases a un precio anticipado de cuatro euros.

Por su parte, la Apeh ha aseverado que en ningún momento ha impedido celebrar concierto, sino que su labor se ha enfocado a comunicar a los empresarios la normativa vigente en la Comunidad de Castilla y León.

A su juicio, «el verdadero problema es el cobro de la entrada», lo que consideran que se encuentra regulado por la citada Ley.

El comunicado de los hosteleros ha añadido que algunos propietarios de los establecimientos que pretendían organizar conciertos con venta de entradas «se personaron en las oficinas de la Asociación, con el fin de agradecer la notificación de una normativa que desconocían y que les podía acarrear una sanción económica muy elevada».