El 16% de los trabajadores despedidos de Sada y Thomson optan por el traslado

Protesta de trabajadores del matadero de Sada.
Protesta de trabajadores del matadero de Sada. / R. OTAZO
  • El matadero de aves y la editorial jurídica echarán el cierre a su actividad el próximo miércoles

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La semana que viene dos empresas que llevan más de dos décadas de actividad empresarial en Valladolid capital echarán el cierre como consecuencia de un proceso de deslocalización que ha supuesto el despido de 135 empleados de una plantilla conjunta de 159 trabajadores.

Pese a que durante la negociación de los expedientes de empleo, acordados con los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, las empresas Sada y Thomson Reuters (antigua editorial Lex Nova) ofrecieron la posibilidad de trasladarse a centros de otras comunidades autónomas para seguir manteniendo el empleo, tan solo el 16% de las plazas que se ofrecieron han sido aceptadas por los trabajadores.

En el caso del Grupo Sada, la empresa ofreció 58 puestos de trabajo en sus mataderos situados en Lugo, Lérida, Sevilla, Valencia yTenerife, para paliar el efecto a una plantilla de 82 personas (se quedan 24). Con la lista cerrada esta semana, solamente cuatro trabajadores de la empresa cárnica han decidido asumir el reto de emigrar fuera de Valladolid, en este caso escogiendo el centro más próximo de Galicia.

«Inicialmente, cuando finalizamos la negociación a mediados de este mes de enero, fueron ocho los compañeros que expresaron su voluntad de sumarse a estas recolocaciones. Pero, finalmente, cuatro se han vuelto atrás después de pensárselo mejor», explica Nieves Muñumer, presidenta del comité de Sada.

Entre los motivos por los cuales la mayoría de los trabajadores han rechazado un puesto de trabajo están las cargas familiares al tener parientes con edad avanzada, las dificultades por estudios o la incertidumbre de volver a comenzar en otra región con el mismo salario.

Gastos de mudanza

Y es que aunque la multinacional holandesa Nutreco, propietaria del Grupo Sada, ofreció mejoras para compensar los efectos por estos traslados (1.500 euros para la mudanza y ayudas de 500 euros al mes durante un año para pagar el alquiler de la vivienda), la mayoría de los trabajadores ha preferido coger el importe de las indemnizaciones pactadas. Los cuatro empleados que han decidido asumir el reto de trabajar en el matadero de Lugo son jóvenes con poca antigüedad en la empresa.

En la sede gallega, donde se duplica la producción de pollos que se llevaba a cabo en la factoría de Valladolid, los empleados deberán comenzar el próximo 1 de febrero percibiendo el mismo salario mensual (1.300 euros brutos) que en el matadero vallisoletano.

«Esto, quizás, también ha influido en la decisión de aceptar o no el puesto. Algunos han sopesado que por los mil euros netos que seguirán cobrando allí, pueden encontrar otro trabajo en Valladolid», dice Muñumer, que apostilla que el salario de todo el grupo está vinculado al convenio estatal del sector de los mataderos de aves y conejos, que lleva más de un año negociándose con la patronal cárnica.

Las indemnizaciones pactadas con el comité de empresa, después de un mes de negociación coincidiendo con el periodo navideño, alcanzan las recogidas en la reforma laboral: 45 días por año trabajado con un tope de 42 meses, y 33 días a partir de febrero de 2012.

Teniendo en cuenta la edad de la plantilla y el tiempo medio en la empresa, fuentes sindicales calculan una media de 45.000 euros para aquellos trabajadores que tienen una antigüedad de unos 20 años.

«Sin embargo, esta cifra no llega a la media que recibirán los empleados despedidos, por lo que el futuro que les espera no es nada bueno teniendo en cuenta como está la tasa de desempleo», comentan fuentes sindicales.

Desde el pasado 20 de enero, la factoría de Sada, situada en el barrio de Las Villas, no recibe producción. Siete días después de que se acordase por la plantilla en asamblea el preacuerdo, la empresa dejó de llevar pollos para el sacrificio.

Las 33.000 aves que llegaban al matadero vallisoletano procedían de granjas que el grupo Nutreco tiene en Valladolid, Segovia y Burgos. Conforme a los planes fijados, la dirección ha trasladado el sacrificio de estas aves hasta el matadero de Lugo. El martes, 31 de enero, está previsto el cierre definitivo del matadero, aunque se mantendrá un almacén.