Cartel con el anuncio de la promociión de dos torres.
Cartel con el anuncio de la promociión de dos torres. / J. S.

Las grúas vuelven al paisaje de Valladolid

  • La construcción de dos torres de pisos en Parquesol avala el repunte del sector

Las grúas han vuelto a la ciudad e, incluso, las promotoras han retomado la temida venta sobre plano, entre otros, de dos grandes residenciales en Parquesol y en la Ribera de Santo Domingo –un plan parcial, este último, abandonado en 2009– que prevén comenzar a construir este mismo año. «Estamos notando una leve recuperación del sector, aunque lejos de los números disparatados de 2005 y 2006, pero es cierto que vemos una mejoría en relación al año pasado y a los anteriores», confirma el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, sobre cuya mesa colean las solicitudes de licencias de construcción de hasta siete nuevas promociones o rehabilitaciones para el presente ejercicio.

Solo entre las dos citadas promociones de Parquesol (53 viviendas) y la Ribera de Santo Domingo (37), ambas de carácter privado, junto a la también anunciada reforma del antiguo cuartel de la calle Puente Colgante para destinarlo a pisos de protección (63), a cargo de la Junta, suman 150 viviendas, es decir, más que todas las edificadas el año pasado –se concedieron 25 licencias para la construcción de 143 viviendas–. Pero es que a mayores se anuncia el inicio de otras dos nuevas promociones en Puente Jardín y El Peral.

La obra más llamativa, sin duda, es la que anuncia ya la promotora riojana RioDaser sobre el picón de terreno situado entre la avenida de Salamanca y la calle Doctor Villacián, en las últimas parcelas edificables de Parquesol por el este, donde comenzarán «entre mayo y junio» a levantar dos grandes torres de nueve y once alturas, con un total de 53 viviendas. La ciudad llevaba más de un lustro, desde 2011, sin ver levantarse bloques de nueva construcción de esas dimensiones. «Es una apuesta de mercado y la verdad es que hemos vendido ya sobre plano el 35% de las viviendas», señalan fuentes de la promotora, que reconocen que se han encontrado con menos reticencias de las esperadas a priori a la hora de cerrar las ventas: «Los clientes nos piden garantías y se las ofrecemos en forma de precios cerrados –a partir de 215.000 euros– y cantidades avaladas por un banco».

Las dos torres se levantarán sobre los terrenos de antiguas naves industriales ocupadas por familias de inmigrantes sin recursos hasta hace poco más de un año –fueron demolidas en septiembre de 2015– y estarán listas, en principio, en 2019. A su lado aún hay espacio para una tercera, propiedad de otra empresa.

Ribera de Santo Domingo

Pero sí llamativa es esta promoción en Parquesol, como símbolo de un cierto repunte del sector, puede que más aún lo sea la que anuncia la madrileña Pryconsa en el plan parcial de la Ribera de Santo Domingo, unos terrenos situados entre la avenida de Salamanca, el Callejón de la Alcoholera y el Pisuerga que fueron urbanizados entre 2008 y 2009 y sobre los que nunca, hasta ahora, llegó a edificarse. Allí acaba de comenzar la venta, también sobre plano, de un residencial formado por dos bloques de cuatro alturas y de 17 viviendas cada uno. «La idea es comenzar las obras entre marzo y abril para entregar esta primera fase en junio de 2019», explican fuentes de la promotora, que anticipan su intención de proseguir con dos fases más (68 viviendas en total) y una fila de diez chalés.

Todo ello cerraría prácticamente un plan parcial que da continuidad a Valparaíso y que linda con los terrenos de Panibérica, la fábrica demolida en 2011, con capacidad para 335 viviendas. Estos últimos aún están, eso sí, sin urbanizar, año y medio después de ser aprobada la licencia.

El sector del ladrillo, no obstante, parece comenzar a repuntar en la capital dos lustros después del estallido de la burbuja inmobiliaria.