El bull terrier implicado en la pelea del parque de la calle Pato.
El bull terrier implicado en la pelea del parque de la calle Pato. / J. S.

Tres ataques de perros en los últimos días

  • Ninguno de los canes implicados están catalogados como potencialmente peligrosos en la ciudad

Tres calles de la capital han sido el escenario en los últimos días de hasta tres incidentes protagonizados por perros en los que resultaron heridos un niño –ayer en la plaza de San Andrés–, un hombre –el miércoles en el parque de la calle Pato de Pajarillos– y, la más grave, una mujer, que permanece postrada en la cama desde el 25 de diciembre fruto de la fractura de una vértebra sufrida al caerse después de ser golpeada por un doberman en el recinto canino del parque Ribera de Castilla (La Rondilla). La víctima denunció el miércoles los hechos ante la Policía Nacional para intentar identificar al propietario del animal, que aquel día se fue sin facilitar sus datos después de comprometerse a ello.

El último incidente tuvo lugar a media tarde de ayer en San Andrés, donde un labrador golpeó a un niño, que sufrió contusiones leves, después de romper la pata de la mesa de un bar a la que estaba atado y recorrer varias calles arrastrando la barra hasta alcanzar con ella al menor. El día anterior, a las 13:00 horas, una pelea entre dos perros –un bull terrier y un golden retriever– acabó con el dueño del segundo recibiendo un mordisco en una mano al intentar separarlos en el parque de la calle Pato. Sendas víctimas recibieron asistencia y fueron dadas de alta ‘in situ’, según confirmó la Policía Municipal.

Más grave fue el incidente registrado a las 17:00 horas del día de Navidad en el parque canino de La Rondilla. La víctima, que fue derribada por un doberman –no la mordió– aquel domingo, busca ahora testigos para identificar al propietario.

Ninguno de los cuatro canes implicados están catalogados como potencialmente peligrosos en la ciudad.