El Norte de Castilla

Albert Rivera se pregunta en Valladolid si un PP con mayoría absoluta «haría dimitir» a Trillo

fotogalería

Albert Rivera con Francisco Igea, Luis Fuentes y Pilar Vicente durante el acto de partido que se celebró ayer en Valladolid. / Gabriel Villamil

  • Rivera ha enfatizado que el Gobierno debe ahora devolver a las familias de las víctimas «el afecto», el «perdón» y la «disculpa» que les debe

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha subrayado ayer jueves que el todavía embajador en Reino Unido, Federico Trillo, no podía seguir ni un minuto más al frente del cargo y se ha preguntado si un PP con mayoría en el Congreso habría obligado al exministro de Defensa a dimitir.

Durante un acto en Valladolid, el líder de la formación naranja ha recalcado que no puede ser «representante» de España alguien que como apunta el «demoledor» informe del Consejo de Estado es «responsable» de una «catástrofe» como la tragedia del Yak-42 en la que murieron 62 militares españoles y de una gestión «vergonzosa» de la misma.

más información

En el marco de un acto de partido, el presidente de Ciudadanos se ha preguntado en voz alta si el Ejecutivo de Mariano Rajoy hubiera actuado igual si contara con más escaños en el Congreso de los Diputados. Así, ha cuestionado si hubiera hecho dimitir a Trillo con una mayoría absoluta o si hubiera nombrado finalmente a José Manuel Soria, exministro de Industria, al frente del Banco Mundial.

En cualquier caso, ha subrayado que la gestión de este caso ha afectado a la «dignidad»de muchos servidores públicos. «El informe del Consejo de Estado ha determinado que la tragedia del Yak-42 ha sido suya y lo ha hecho por unanimidad», ha explicado para continuar señalando que la propia ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha tenido que «asumir» esa responsabilidad.

En la misma línea, Rivera ha enfatizado que el Gobierno debe ahora devolver a las familias de las víctimas «el afecto», el «perdón» y la «disculpa» que les debe, además de lo que les «corresponde» patrimonialmente.

Tras recordar que desde la formación se ha pedido que Trillo «dejara» el cargo tanto por esta motivación como por no ser «diplomático»y haber sido nombrado «a dedo», el líder de Ciudadanos ha dicho confiar en que el Gobierno ponga a un embajador que «a ser posible» no sea responsable de ninguna «desgracia».

El «observador útil»

El presidente de Ciudadanos ha asumido además el reto de no ser solo un «observador útil» y se ha comprometido a «remangarse» para trabajar de cara a «liderar» la «modernización» de España.

Así, se ha referido el líder de la formación naranja en un acto ante unos 350 afiliados del partido, que se ha celebrado en Valladolid y en el que también han estado presentes, entre otros, el portavoz de Ciudadanos en Castilla y León, Luis Fuentes, y el diputado por Valladolid, Francisco Igea.

Rivera ha puesto en valor el trabajo del partido en España y en Castilla y León. En este sentido, ha echado la vista atrás y ha calificado de «increíble» el recorrido de una formación que hace dos años echaba a andar en la comunidad y que ahora es «responsable», al igual que en otras cuatro autonomías y en el conjunto del país, de «controlar a un gobierno, ser oposición y, a la vez, «hacer un trabajo constructivo».

El líder de Ciudadanos ha reconocido los logros del partido en Castilla y León y cómo las personas con menos poder adquisitivo tiene acceso gratuito a libros de texto, o cómo los que denuncian casos de corrupción «ya no son perseguidos, sino protegidos».

También ha hablado de los avances que el partido está logrando en el Congreso de los Diputados. En este aspecto, ha mencionado la ampliación del «permiso de paternidad», o la nueva «ley de autónomos» y de la «presión» que está ejerciendo en temas como la cláusula suelo. «El Gobierno ha tenido que aplazar el decreto ley una semana más porque no queríamos que los ciudadanos tuvieran que asumir las costas judiciales en caso de acudir a los tribunales», ha desvelado.