El Norte de Castilla

Autobuses municipales de Valladolid regresan a cocheras en una jornada de huelga.
Autobuses municipales de Valladolid regresan a cocheras en una jornada de huelga.

El comité de Auvasa demandará en el juzgado una compensación por la media hora del bocadillo

  • Planteará la demanda por cantidades ante el Juzgado de lo Social para compensar la media hora de pausa solicitada hace cuatro años y concedida por el TSJ en 2015

No ha concluido el calendario de huelga por la falta de acuerdo sobre los turnos de trabajo –finaliza este viernes con nuevos paros– y el comité de empresa de Auvasa ya ha adoptado nuevas acciones para reclamar una compensación económica por la media hora de descanso diaria que solicitaron en 2012, que el Tribunal Superior de Justicia resolvió a favor de los trabajadores en 2015 y que todavía no se ha aplicado. La demanda de cantidades ante el Juzgado de lo Social se plantea para los más de trescientos conductores de Auvasa, según el responsable de Negociación Colectiva de Comisiones Obreras en Castilla y León, Alberto Sáez, para el que el conflicto no es más que el reflejo de la «tensión» a la que está sometida una plantilla «que ha disminuido desde 2008, que tiene los salarios congelados tras el recorte del 5% que aplicó el Gobierno al inicio de la crisis a los empleados públicos y a quienes se les pide flexibilidad a cambio de nada».

Sáez sostiene que le han propuesto al Ayuntamiento que la aplicación del descanso sea menos gravosa y supondría la contratación de conductores de la bolsa de empleo y un coste de medio millón de euros al año. No obstante, el alcalde ya ha avanzado que fraccionará la jornada de ocho horas, por lo que no se tendría que aplicar el descanso de 30 minutos seguido. La respuesta del comité se busca con esta demanda en los juzgados.

«Condiciones dignas»

Comisiones Obreras pide no obstante al equipo de gobierno municipal que vuelva a la negociación en Auvasa y que no utilicen las «dignas condiciones laborales, legítimamente conseguidas a lo largo de muchos años por la plantilla de Auvasa, como herramienta de desprestigio, sino como modelo para extenderlas a los trabajadores municipales que no las tienen». «Defendemos, sin ninguna duda, los servicios públicos, pero no podemos aprobar que se presten sobre la base del sacrificio no compensado de los trabajadores y menos aún aceptamos las decisiones unilaterales que pretenden poner en cuestión el convenio colectivo de Auvasa para imponer horarios y jornadas a conveniencia del Ayuntamiento, dinamitando la negociación colectiva», explica Sáez.

Desde este sindicato, que forma parte del comité de empresa junto con CSIF, CTA y UGT, se lamenta que el regidor haya «azuzado» a la opinión pública contra los horarios de los conductores para amenazar con el horario partido, «pero ha omitido que la interrupción de media hora está impuesta por sentencia tras un conflicto que promovió la propia Auvasa».