El Norte de Castilla

Alfredo Blanco se desmarca de la firma del aval del soterramiento ante la jueza

Alfredo Blanco a su llegada a los juzgados.
Alfredo Blanco a su llegada a los juzgados. / R. OTAZO
  • Según el exconcejal de Hacienda, el entonces alcalde se encargaba personalmente de las negociaciones de la operación

El exconcejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valladolid y actual concejal del grupo municipal del PP, Alfredo Blanco, ha señalado hoy en su declaración ante el juez que el exalcalde Javier León de la Riva llevaba personalmente las negociaciones del soterramiento y subrayó que él no tuvo ninguna intervención en la firma del aval del crédito.

En su declaración ante el juzgado de instrucción número 4 de Valladolid, el investigado ha negado cualquier implicación en el caso, relacionado con la operación urbanística vinculada al soterramiento de las vías del tren, y ha reiterado en varias ocasiones que no tuvo participación alguna en la firma de tal documento con las entidades financieras, tal y como ha explicado su abogado al finalizar la declaración, según informa EFE.

Después de acceder a los juzgados por una bocacalle lateral, el concejal no ha querido hacer declaraciones a los periodistas por «respeto a la Administración de Justicia», aunque sí ha defendido que él ha ido a «contar la verdad», ha sentenciado tras su declaración de casi una hora.

De este modo, Blanco ha eludido cualquier tipo de responsabilidad, aunque sí ha reconocido haber estado presente en los consejos de administración donde las entidades bancarias que acabaron concediendo el préstamo por valor de 400 millones de euros al consistorio para el soterramiento de las vías del tren demandaron la firma de esta carta de conformidad como aval.

Y es que el entonces titular de Hacienda del Ayuntamiento ha reiterado ante el juez que todo lo relacionado con el soterramiento no era de su competencia, ya que era de la Concejalía de Urbanismo, que por entonces estaba en manos del popular Manuel Sánchez, al que no ha inculpado en ningún momento, según su abogado.

Por todo ello, Blanco ha reiterado que después de consular a sus técnicos, estos le aseguraron que la firma de este aval no era de su competencia, aunque también ha dejado claro esta mañana que el único que llevaba el asunto al día y conocía todos los detalles era el anterior regidor, quien no le hizo consulta alguna.

El problema surgió cuando el actual equipo de Gobierno municipal declaró este aval con los bancos como nulo e ilegal, pues tal firma debería haber contado con la ratificación de todos los grupos municipales en un Pleno Municipal, algo que no ocurrió y que salió adelante únicamente con el conocimiento del alcalde, aunque luego este afirmara que desconocía la trascendencia de aquella rúbrica.

Junto con el concejal investigado, también ha declarado una secretaria de León de la Riva en calidad de testigo, quien ha explicado que su único cometido fue el de transcribir la carta de conformidad al alcalde.