Obras de pavimentación anteriores en una calle de Tudela de Duero.
Obras de pavimentación anteriores en una calle de Tudela de Duero. / J. F.

Los pueblos invierten en 2016 la mitad de la partida de Planes Provinciales

  • La Diputación ha financiado ya 10,1 de los 21,2 millones de euros presupuestados en 348 obras ya ejecutadas

Las obras que los municipios de la provincia de Valladolid ejecutan con cargo a los Planes Provinciales bienales van a buen ritmo y de forma «positiva» a tenor del balance que ha presentado la Diputación. De las 531 actuaciones que la institución provincial aprobó para las inversiones a efectuar entre los años 2016 y 2017, se han ejecutado ya 348, lo que representa un 65% del total previsto. Del resto, según explicó el diputado de Asistencia y Cooperación a Municipios, Alberto Collantes, 55 obras se encuentran en ejecución y las 128 pendientes están ya en fase de tramitación. «El balance es positivo y el esfuerzo ha sido importante por parte de todos, con ocho meses intensos de trabajo porque los procedimientos muchas veces son lentos», señaló Collantes.

La «prisa» de los ayuntamientos por ejecutar las obras necesarias en sus municipios estaría detrás de este grado de ejecución de la subvención que obtienen para estos dos años. «Los Ayuntamientos deseamos que nos llegue dinero para poder invertir cuanto antes», precisó el diputado de Asesoramiento, a su vez alcalde de Viana de Cega.

De los 21.225.020 millones de euros destinados a inversión para los años 2016 y 2017, las obras ya finalizadas suponen 7.134.040 euros (33,61%), mientras que las que se encuentran ya en ejecución suman 4.101.060 euros (19,32%). A ello hay que sumar la partida destinada para los gastos de mantenimiento de servicios correspondiente a 2016, que ascendía a 1.804.850 euros y que los ayuntamientos han agotado en un 100%. «En la ejecución de obra propiamente dicha estamos en la mitad, pero si sumamos los gastos de mantenimiento llegamos a ese 65%», especificó el diputado de Asesoramiento a Municipios.

Tipos de obras

En las anualidades 2016-2017, los municipios apostaron por las obras de ciclo hidráulico (renovación de redes, abastecimiento o potabilización, entre otras) con una petición de 149 actuaciones, lo que representaba el mayor porcentaje de las solicituds (28.06%) y una inversión total de 6.748.620 euros. Le siguen las propuestas de pavimentación (15,25%) y urbanización (11,86%), renovación de alumbrado y eficiencia energética (9,04%), instalaciones deportivas (6,21%) y la creación de espacios wifi (5,65%), entre otras muchas. Del conjunto de obras solicitadas, 245 se incluyen dentro del programa para obras pequeñas, cuyo importe no supera los 18.000 euros, que en su conjunto suman 2.692.720 euros.

De los 21.225.020 euros presupuestados para los Planes Provinciales bienales, la Diputación aportará 19.275.681, mientras que los ayuntamientos harán frente a 1.949.339 euros. Aquí se incluyen también los gastos de mantenimiento de servicios, que había recibido 215 solicitudes con una partida de 1.804.850 euros para 2016 que fue ejecutada al 100% en este año. Para 2017, el Pleno de la Diputación aprobó el pasado mes de diciembre la convocatoria para 2017 en gastos de mantenimiento, con una partida de 2.060.000 euros.

La convocatoria de Planes Provinciales bienales se celebró el pasado año por segunda vez en la Diputación de Valladolid. Una fórmula que, según señaló el diputado de Asistencia y Cooperación a Municipios «ha sido bien recibida por los ayuntamientos de la provincia, que así pueden planificar mejor sus actuaciones y acometer de manera más eficaz una serie de obras que permiten la mejora y el mantenimiento de las infraestructuras y equipamientos necesarios para nuestros pueblos». A su vez, recordó, que este plan de inversiones «se convierte de forma habitual en un elemento de generación de empleo en nuestros pueblos».

Durante el balance de ejecución de estos planes, Alberto Collantes aprovechó para reivindicar la financiación autonómica y nacional de este programa, pues recordó que son ya varios los años en los que la Diputación los afronta sola.