Retiran las llaves a un conductor ebrio dormido en el coche

La farola derribada en la ronda interior sur
La farola derribada en la ronda interior sur
  • Detienen a un varón qeu derribó una farola y se dio a la fuga

El primer día del año fue pródigo en Valladolid en incidentes vinculados con el tráfico sin que hubiera que lamentar heridos en el único siniestro de consideración, el registrado a las 5:50 horas en la calle Embajadores, donde colisionaron frontalmente dos turismos. Sendos conductores dieron negativo en la prueba de alcoholemia. Solo un joven, de hecho, dio positivo durante la madrugada, y lo hizo a las 4:30 en la calle San Ignacio. No solo circulaba ebrio sino que llevaba encima dos armas blancas y un billete falso de cincuenta euros, todo ello intervenido por los agentes de la Policía Local.

Los sucesos más llamativos tendrían lugar ya bien entrada la mañana, entre las once y las doce del mediodía, en la calle Manuel Jiménez Alfaro (denominación de la ronda interior sur a su paso por Parquesol) y en la plaza Porticada (Girón). En el primer escenario, un conductor derribó una farola de la mediana al volante de un BMW gris a las 11:00 y se dio a la fuga –el poste cayó sobre el carril contrario–, si bien un testigo anotó su matrícula y los agentes localizaron minutos después el vehículo con el frontal destrozada estacionado la puerta de su casa y denunciaron a su titular. Poco después, a las 11:45, los agentes despertaban en Girón a un hombre que dormía en el interior de su coche en un evidente estado de embriaguez y, al informarles este de que pensaba conducir, le retiraron las llaves y las dejaron en depósito en la comisaría para que acudiera cuando se le hubiera pasado los efectos del alcohol –dio positivo en la prueba, sin que fuera multado al estar parado–.