La rotura de una tubería obliga a trasladar a once recién nacidos ingresados en el Río Hortega

    vídeo

    Estado de la zona afectada por la fuga de agua. / EL NORTE

    • Cinco de ellos fueron llevados a la UCI, tres a planta con sus madres y otros tres al Clínico

    La rotura de un manguito de plástico del circuito de agua potable del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid obligó esta madrugada a trasladar a once niños ingresados en la Unidad de Neonatos y en la UCI Pediátrica. De todos ellos, cinco fueron llevados a la UCI del propio centro, donde se ha habilitado una UCI neonatal, tres fueron trasladados a planta con sus madres y otros tres derivados al Hospital Clínico (dos a la UCI pediátrica y uno a la Unidad de Neonatos).

    Según informa la Consejería de Sanidad, la jefa de la guardia dio aviso a la 1:45 horas de la madrugada de una fuga de agua en el pasillo de la Unidad de Neonatos, en la que se encontraban ingresados once niños. Los Bomberos tuvieron que cortar la iluminación de esta zona del centro hospitalario, pero no el suministro de electricidad del equipamiento tecnológico. No obstante, ante el riesgo de que también tuviera que llevarse a cabo esta segunda medida, se decidió evacuar a los niños ingresados en la planta pese a que el hospital cuenta con dos horas de autonomía si se produce un corte eléctrico.

    En estos momentos, ginecólogos, neonatólogos y pediatras están valorando la posibilidad de derivar los partos de riesgo al Hospital Clínico para garantizar la mayor seguridad de los pacientes.