Los ladrones destrozaron la luna del concesionario con un coche robado en Renedo y se llevaron una moto y ropa.
Los ladrones destrozaron la luna del concesionario con un coche robado en Renedo y se llevaron una moto y ropa. / J. Sanz

La madrugada de los coches robados

  • Los ladrones desvalijan en una noche dos concesionarios de las avenidas de Burgos y Gijón con sendos alunizajes

Las calles de la capital y sus aledaños acogieron durante la madrugada de ayer un sorprendente ir y venir de vehículos sustraídos que los autores de los robos utilizaron para desvalijar sendos concesionarios de coches y motos en las avenidas de Gijón (ya en el término de Zaratán) y de Burgos. Del primero (Autofor) se llevaron una furgoneta y del segundo (Motoextremo) una moto infantil y ropa. A todo ello, y para completar la ajetreada noche, se sumó el incendio de un coche sustraído previamente en Simancas en el cruce de las calles Oxígeno y Acetileno (San Cristóbal).

El rosario de robos comenzó lejos de la capital, en Renedo y Simancas, donde los autores sustrajeron sendos BMW(un Serie 1 y un 635). El primero fue utilizado poco después en las instalaciones del concesionario multimarca Motoextremo (Honda, KTM...), situado en el número 98 de la avenida de Burgos, junto a la gasolinera de Repsol. Allí empotraron el BMW Serie 1 de culo contra el escaparate y, una vez en el interior, arramplaron con una moto infantil (valorada en más de tres mil euros) y un sinfín de cazadoras de motero (valoradas también en cientos de euros) antes de huir dejando allí mismo el coche sustraído.

«Vienen a tiro hecho»

«Eran cuatro, llegaron en tres coches y tardaron apenas dos minutos en entrar, coger lo que buscaban y huir en dos de los coches», relataba ayer por la mañana uno de los responsables de un negocio que acababa de sumar su tercer robo este mes. Los anteriores tuvieron lugar los días 4 y 6 de diciembre, en pleno puente, y los ladrones se llevaron entonces cuatro motos más, todas ellas infantiles, pero cuyo precio ronda los tres mil euros: «Vienen a tiro hecho, eso está claro, saben que son motos fáciles de transportar y no tocan nada más, salvo, esta vez, la ropa». Las dos primeras veces forzaron la puerta del establecimiento y de poco sirvió ayer la verja colocada por los dueños, ya que «destrozaron directamente la luna del escaparate».

Los autores, en su última visita, «metieron la moto en un (Renault) Modus y huyeron en este y en otro coche de mayor cilindrada que tenían aparcado detrás», relata la víctima. Puede que ese segundo coche fuera el BMW635 que poco antes había sido sustraído en Simancas y que fue localizado ardiendo a las 6:30 horas en el polígono de San Cristóbal. Los Bomberos sofocaron las llamas, que destruyeron el vehículo y, de paso, cualquier posible prueba.

Los autores entraron por el garaje y salieron con un coche destrozando la puerta acristalada para después sacar la furgoneta que se llevaron del concesionario de Ford.

Los autores entraron por el garaje y salieron con un coche destrozando la puerta acristalada para después sacar la furgoneta que se llevaron del concesionario de Ford. / Ricardo Otazo

Entre medias, y con la avenida de Gijón como escenario, los ladrones cometían un asalto similar en las instalaciones de Autofor, situadas en los números 8 y 10, ya en el término de Zaratán. Allí accedieron forzando la cerradura del portón del taller y, una vez en el interior, consiguieron arrancar uno de los coches para destrozar la puerta acristalada de la zona de exposición del concesionario de Ford. Este vehículo solo fue utilizado para allanar el camino a su objetivo real, una pequeña furgoneta sin matricular, cuyo precio ronda los doce mil euros. «Suponemos que no vieron cómo sacarla del área de ventas, así que destrozaron la cristalera con el otro coche y luego salieron con la furgoneta por allí», explicaron después los afectados.

Búsqueda de conexiones

Los autores, en cualquier caso, lograron huir antes de la llegada de las primeras patrullas y abandonaron a las puertas del concesionario el turismo que utilizaron para realizar el alunizaje a la inversa con el que sacaron la furgoneta, una Ford Transit Connect Kombi, de Autofor.

Los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional investigan ahora los robos de vehículos cometidos en Renedo y Simancas y los alunizajes registrados después en Zaratán y Valladolid para intentar buscar conexiones, si es que las hay, entre ellos e identificar a los autores.

«Será difícil que recuperen nuestras motos –cinco este mes– si se trata, como parece, de robos a la carta», lamentan desde Motoextremo.