El Norte de Castilla

En Nochebuena, también se trabaja

vídeo

Varios efectivos de Bomberos de Valadolid, después de un gol a Óscar Puente y Luis Vélez / Henar Sastre

  • Casi sesenta policías municipales, 24 bomberos del Ayuntamiento, 15 en el caso de Diputación o el 80% de los restaurantes son algunos de los datos que deja el fin de semana

Horacio San Segundo es una de esas personas que saben disfrutar. ¿Que toca trabajar en fiestas? Pues se va, se faena y se hace, además, con buena cara. «Es sacrificado, pero a mí me gusta», admite este gasolinero, que atiende desde hace veinte años en Laguna de Duero (avenida del Prado Boyal).

MÁS INFORMACIÓN

«La mañana de Nochebuena es buena, mucha gente que se desplaza. La Navidad es muy mala, pero en tienda se vende más porque el resto de establecimientos están cerrados», relata San Segundo, quien admite ser una de esas personas que no entiendes la vida sin trabajar. «A mí me sobran años para jubilarme y no me jubilo».

Cocinas, petardos y positivos al volante

Pasión. La que comparte con Bomberos de la Diputación. Arturo Cid es uno de esos quince efectivos (tres o cuatro por turno) que se han afanado desde los cinco parques de los que dispone la institución provincial en la provincia para que las celebraciones tengan un final feliz. «Es un trabajo que hemos elegido nosotros y nos gusta. Dar un servicio al ciudadano es una satisfacción», admite desde el parque de Tordesillas.

Los representantes del Ayuntamiento brindan con Julia González y los agentes de guardia durante la tarde del 24 de diciembre

Los representantes del Ayuntamiento brindan con Julia González y los agentes de guardia durante la tarde del 24 de diciembre / H. S.

La compañía también ayuda. Esa que él define como su «segunda familia». Y es que, cada año, rotan entre los diferentes parques, por lo que estos son sus últimos compases para poder disfrutar juntos.

Prudencia y moderación con las cocinas, los petardos y el coche. Unas recomendaciones que comparten con sus homólogos de la capital. El Parque de Las Eras recibió ayer la visita del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y los concejales Manuel Saravia, Antonio Gato y Luis Vélez.

Entre anécdotas, felicitaciones y alguna que otra partida al futbolín, Javier Reinoso, jefe del servicio, explicaba que un total de 24 bomberos velaban en Canterac y Las Eras.

Tampoco la Policía Municipal descansa. Casi sesenta agentes estuvieron pendientes de cualquier aviso en Nochebuena. Más los del cuerpo Nacional, con los que comparten la sala conjunta. Violencia de género, peleas y positivos al volante son las malas noticias más comunes estos días.

Muchas horas

Para poder brindar sin preocuparse del coche están ellos, los taxistas. «Echamos más horas de las que deberíamos. Y son poco productivas porque casi no hacemos carreras», reconoce Merche Castrillo.

Horas de dedicación también las de los comerciantes. Luis del Hoyo, secretario general de Avadeco, apunta que las «compras de última hora» dejan bastante movimiento. Un respiro a estos últimos ocho años, que han sido «muy difíciles».

Ajetreo también en restauración. El 80% de estos locales estuvieron abiertos el fin de semana, asegura Jaime Fernández, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, quien hace un llamamiento a «valorar este esfuerzo».

Como el del 112 y el del resto del personal sanitario. Como el de todos aquellos que se esmeran para que estos días sean para disfrutar. Sin percances.